Venezuela queda en jaque frente a China por caída del petróleo
Venezuela ha sufrido una perdida de más del 30% como consecuencia de la caída de los precios del crudo. AFP/La República
Enviar

Venezuela queda en jaque frente a China por caída del petróleo

China ha quedado en una posición "muy incómoda" con Venezuela por la caída de los precios del petróleo, según dijo ayer Matt Ferchen, especialista en políticas energéticas del centro de estudios Carnegie-Tsinghua.
En un encuentro con periodistas en Pekín, Ferchen, también experto en las relaciones entre China y América Latina, se refirió así a la visita que Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, realizó al país asiático la semana pasada.
"China se encuentra ahora en una posición muy difícil al tener que elegir entre dar más dinero a Venezuela y asegurarse de que hay la posibilidad de recuperar sus inversiones o quizás lavarse las manos y reconocer que es un gran problema y no pueden poner más fondos", explicó Ferchen.
Maduro “aprovechó" la celebración en Pekín del I Foro China-CELAC (siglas de Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), para "avanzar en su agenda" y solicitar asistencia financiera del Gobierno chino, a juicio del especialista de Carnegie-Tsinghua.
Maduro "no tenía otras razones" para acudir a la capital china que conseguir ayudas económicas, afirmó Ferchen, ya que "la reunión de Celac no incluía formalmente la presencia del jefe de Estado de Venezuela".
"¿Puede imaginarse otra situación en la que el jefe de Estado de un país soberano, del país con mayores reservas de petróleo del mundo, aparece en China pidiendo básicamente que les rescaten y salven su país?", insistió el experto.
Durante su visita a China, el presidente venezolano apalabró acuerdos para proyectos de cooperación y financiación por más de $20 mil que, garantizaban el funcionamiento de la economía de su país a pesar de la fuerte caída de los precios del crudo, según declaró el mandatario a los periodistas.
Este descenso podría implicar el fin del discurso de "beneficio mutuo" impulsado por la diplomacia china en sus relaciones con países ricos en recursos energéticos, ya que "algunos de sus socios están perdiendo y mucho" a raíz de la brusca disminución de la cotización del petróleo, señaló Ferchen.
La venta de petróleo y derivados representa más del 90% de los ingresos del país caribeño en divisas y la mengua del precio del crudo ha llevado al Ejecutivo a reducir considerablemente el presupuesto para 2015, calculado a $60 por barril frente a los poco más de $40 a los que cerró la semana pasada.
Como consecuencia de la fuerte caída del petroleo, el Gobierno del presidente Maduro anunció en las últimas semanas un plan de recuperación económica del que aún no se conocen los detalles, aunque ya anticipó que incluirá un nuevo sistema cambiario y una reforma fiscal, entre otros asuntos.
El plan fue anunciado por Maduro a finales de diciembre pasado, después de que el Banco Central revelara una contracción de la economía durante los primeros tres trimestres de 2014 y una inflación hasta noviembre del 63%.
El gobernante culpa de ello a una "guerra económica" que atribuye a sus opositores para intentar dar al traste con su gestión y a la adicional caída de los precios internacionales del petróleo, de lo cual responsabiliza a Estados Unidos.
Venezuela ha sufrido la pérdida de más del 30% de sus ingresos como consecuencia de la caída de los precios del crudo, de cuya exportación obtiene $9 de cada $10 que ingresan en el país.

Pekín/ EFE

Ver comentarios