Enviar
Más de un 50% rechazó propuesta constitucional de Chávez
Venezuela dijo “no” a reforma

*Hubo una abstención del 44,9%
*Cambios en la Carta Magna incluían la reelección presidencial indefinida y cambios en el orden territorial

Caracas
EFE

Más del 50% de los venezolanos se pronunció en contra de la reforma constitucional propuesta por el presidente Hugo Chávez, según el primer boletín oficial dado por el Consejo Nacional Electoral (CNE).
El CNE señaló que un 50,7% de los venezolanos votó en contra del primer bloque de artículos sometidos a consulta, mientras un 49,29 se pronunciaba por el “sí”.
Asimismo, un 51,05% rechazó el segundo bloque de artículos mientras lo aprobaba un 48,94%.
La abstención fue del 44,9%.
Los venezolanos votaban ayer para decidir si aprobaban o no la reforma constitucional propuesta por el presidente Hugo Chávez en un referendo que transcurrió en un clima de normalidad.
El primer boletín oficial del CNE, previsto inicialmente para las 8 p.m. hora local fue retrasado hasta después de la medianoche (hora local) debido a la escasa diferencia entre las dos opciones.
Portavoces de ambas tendencias pidieron durante toda la noche calma y paciencia a sus seguidores y argumentaron que más valía esperar y tener un resultado fidedigno que avanzar el primer boletín e incurrir en algún error que, dada la tensión y polarización de la sociedad, podría tener consecuencias impredecibles.
Fuentes oficiales calificaron de “regular a buena” la afluencia de electores.
El Gobierno y la oposición invitaron a los ciudadanos a salir a votar y expresar en las urnas si querían o rechazaban un proyecto que, en palabras del mandatario, daría “más poder al pueblo”, mientras sus adversarios lo veían como un instrumento para establecer “un socialismo autoritario”. Tras votar en el centro de un barrio caraqueño, Chávez afirmó que se respetaría el resultado “sea cual fuere”.
Acompañado de sus hijos y nietos, el jefe del Estado venezolano dijo que “aquí se cumplirá la decisión popular”, antes de añadir que confiaba “en que la otra parte aceptara los resultados”, en alusión a las denuncias que él mismo hizo respecto a una supuesta intención de sectores opositores de gritar “fraude” si ganaba su propuesta.
El presidente, promotor de los cambios en la Carta Magna de 1999 sobre los cuales ayer podían pronunciarse unos 16 millones de venezolanos, manifestó su “satisfacción” por la jornada electoral.
En el estado occidental de Zulia, el gobernador y ex candidato presidencial Manuel Rosales, que se enfrentó a Chávez en las urnas hace un año, abogó para que se abriera en Venezuela “un camino para la paz” y el diálogo.
“Decidamos lo mejor para Venezuela”, dijo Rosales, al alentar a la participación en la jornada en la que el país, según han afirmado durante la campaña otros líderes opositores, debe optar entre dos visiones de futuro.
En su opinión, el país se encuentra en “una gran encrucijada”, en la que se puede tomar “un camino de desencuentro” u otro “hacia el diálogo, la paz, la tranquilidad”.
La calma en la jornada electoral, con excepción de algunos incidentes aislados, contrastó con los virulentos intercambios verbales de los últimos días de la campaña.



Reforma controversial

Unos 16 millones de venezolanos fueron convocados a votar para decidir la suerte de la reforma a 69 de los 350 artículos de la Carta Magna de 1999.

• Para Chávez la modificación dará “más poder al pueblo” y acelerará el “rumbo hacia el socialismo del siglo XXI”.
• Los opositores consideran que los cambios constitucionales buscan crear un “régimen socialista autoritario y personalista”, en el que el jefe de Estado acaparará todos los controles.
• La reforma incluye la reelección presidencial indefinida, varios tipos de propiedad, un nuevo ordenamiento territorial y la posibilidad de que el Estado restrinja la información y el debido proceso durante los estados de excepción, entre otros asuntos.

Fuente: EFE.
Ver comentarios