Enviar
Venezuela ultima nacionalización de Sidor

Caracas
EFE

Hugo Chávez, presidente venezolano, dijo que representantes de su Gobierno y de la multinacional italo-argentina Ternium se reunieron ayer para culminar las negociaciones sobre el precio para la renacionalización de la siderúrgica Sidor.
“Siempre hemos dicho: todas las decisiones queremos llevarlas por el mejor de los caminos, buscando el acuerdo, el consenso ganar-ganar; esa es nuestra consigna”, dijo desde su despacho en una alocución transmitida por la emisora VTV de la televisión estatal.
Chávez especificó que ambas partes discuten “la parte técnica, financiera, económica y otros detalles” para que el Estado asuma nuevamente el control de la mayor siderúrgica de la región andina y caribeña, privatizada en 1997 en $1.200 millones. El vicepresidente venezolano, Ramón Carrizales, anunció el pasado día 9 la decisión del Gobierno de que el Estado pase a controlar la empresa privatizada dos años antes de la llegada de Chávez al poder.
Entonces el grupo Amazonia, integrado por Ternium (86%) y Siderar (14%), pagó $1.200 millones por el control del 60% de sus acciones, porcentaje que el Estado venezolano quiere revertir a su favor.
El Estado venezolano
y un grupo de empleados y jubilados de Sidor controlan hasta ahora en partes iguales el 40% restante.
La decisión de recuperar el control de Sidor tuvo como detonante un grave conflicto laboral en Sidor, surgido tras más de 15 meses de negociaciones infructuosas de la nueva contratación colectiva, lo que desató una oleada de huelgas.
“Le hago un llamamiento a Sidor. No vamos a pagar $4 mil ni $3 mil millones por Sidor. Y si no se llega a un acuerdo en las próximas horas, el martes firmo el decreto de expropiación y mando a ocupar la fábrica”, advirtió Chávez el pasado domingo.
El gobernante dijo entonces que los actuales dueños mayoritarios no deben creer que los venezolanos son “pendejos” (idiotas) y deben permitir “un precio justo, porque no queremos dañarlos a ellos, queremos pagar lo que vale, pero si ellos siguen cómicos, el martes firmo el decreto de expropiación y mando ocupar la empresa”.
Paralelamente, los obreros de la multinacional dijeron el lunes que esperan firmar el contrato laboral colectivo que negocia ahora con el Gobierno, tras fracasar con la gerencia multinacional.
“Cuando el vicepresidente (Carrizales), la noche del 8 para amanecer del 9 (de abril) le dijo a la representación de la empresa que si ellos no cumplían, el Estado tenía la posibilidad de cumplir, nosotros entendemos que ellos no tienen problema entonces en cumplir con ese contrato colectivo”, declaró a los periodistas Bulmaro Ramos, del Sindicato de Trabajadores de Sidor (Sutiss).

Ver comentarios