Enviar
Cierra la campaña del referendo con caravanas y llamados a votar
Venezuela decide sobre reelección indefinida

Chávez impulsa reforma que le permitiría presentarse como candidato a las elecciones dentro de cuatro años

Caracas
EFE

Tanto el oficialismo como la oposición cerraron el viernes, con llamados al voto, sus respectivas campañas a favor y en contra de la reelección ilimitada sobre la que los venezolanos se pronunciarán el domingo en un referendo.
A dos días de la consulta, de incierto pronóstico, Hugo Chávez, presidente de Venezuela, que impulsó la enmienda constitucional cuya aprobación le permitiría volver a ser candidato dentro de cuatro años, recorrió con sus partidarios las calles de La Guaira, a unos 30 kilómetros de Caracas, en busca del “sí” a su propuesta.
Chávez, que suspendió una gran concentración prevista para el viernes ante el Palacio presidencial de Miraflores, alentó a sus seguidores a votar por el proyecto que permitiría a todos los cargos electos, incluido el presidente, ser candidatos cuántas veces quieran, sin estar limitados a dos mandatos como dicta la actual Constitución.
El jefe del Estado venezolano, de 54 años y con diez en el poder, aspira a volver a presentarse en 2012, cuando termine su actual período, para, según ha repetido en múltiples ocasiones, afianzar la llamada “revolución bolivariana” que promueve en el país suramericano.
Por su parte, el movimiento estudiantil opositor anunció que iba a cerrar su campaña en contra de la enmienda con actos en la calle, como la distribución de octavillas a favor del “no”, después de que renunciara a manifestarse al no tener las autorizaciones necesarias.
En una rueda de prensa, los dirigentes estudiantiles de oposición llamaron a “votar no” en el referendo del domingo, al que han sido convocados unos 17 millones de electores a los que buscan movilizar partidarios y adversarios de la enmienda ante una consulta que puede arrojar un estrecho margen en los resultados.
“Hay dos argumentos: la propuesta de reforma ya se rechazó en diciembre de 2007 y, sea cual sea el resultado, no resuelve los problemas prácticos del país”, dijo el líder estudiantil, Daniel Smolansky, al aludir a la consulta popular de hace poco más de un año, en la que fue derrotada la reforma propuesta por Chávez.
A su vez, Ricardo Sánchez, presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela (UCV), subrayó su compromiso por la “lucha cívica y pacífica” y dijo que el viernes se iba a llevar a cabo una “gran toma de Caracas”, con la entrega de volantes por el “no” en diversos lugares de la capital.
Los estudiantes opositores, acompañados en la rueda de prensa por el ex alcalde del distrito caraqueño de Chacao y líder opositor Leopoldo López, denunciaron también la parcialidad de las instituciones públicas y los acusaron de haber dejado sin respuesta sus solicitudes para realizar marchas por el centro de la ciudad.
“Se trata de la campaña electoral más desigual de los últimos años, por abuso de recursos públicos y el claro sesgo de las instituciones públicas”, consideró López.
Los líderes de los partidos opositores, que en las últimas semanas afirmaron haberse juntado en un “bloque del no” a la enmienda, realizaron el viernes distintas declaraciones a los medios pero por separado, y sin aparente unión en su rechazo a las aspiraciones del presidente al que acusan de buscar “perpetuarse en el poder”.
En la mañana del viernes, las presidentas de los poderes Judicial, Electoral y Ciudadano de Venezuela recibieron a 98 representantes de organizaciones internacionales y organismos homólogos que el Consejo Nacional Electoral (CNE) invitó como observadores del referendo.
Esos observadores internacionales estarán en la apertura de las mesas electorales en diversas partes del país, y al concluir el proceso presenciarán la auditoría de cierre de la jornada, antes de que se inicie el recuento de los resultados.
En una intervención televisada, Tibisay Lucena, presidenta del CNE, destacó que el Estado garantiza, “una vez más, que el resultado electoral será cristalino y expresará la voluntad de la expresión soberana”, y dijo que el viernes mismo quedarán instaladas en el país la totalidad de las mesas electorales.
Por su parte, Vicente Díaz, uno de los cinco rectores del CNE e identificado con la oposición a Chávez, declaró que “se batió récord en la acreditación de testigos”, tanto partidarios del “sí” como del “no” a la enmienda que mantiene polarizado al país.
Prohibida la publicación de sondeos desde el domingo, la campaña electoral cerrará oficialmente en la medianoche del viernes al sábado, para dar paso a la jornada de reflexión antes de la consulta del domingo, por cuya seguridad velarán unos 14 mil efectivos de la Guardia Nacional.


G7 se reune

Los ministros de Economía de los países del G7 (los siete más industrializados del mundo) comenzaron el viernes en Roma, bajo presidencia italiana, una reunión de dos días en la que tratarán de impedir que la crisis aboque la economía global al proteccionismo.
Los países industrializados discutirán la manera de abordar la deriva hacia el nacionalismo económico que ha comenzado a aflorar en decisiones como la cláusula “buy american” (comprar producto americano) del plan de estímulo económico estadounidense o la decisión del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, de entregar 6.500 millones de euros al sector del automóvil francés.
Pero tal y como dijo el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, en un encuentro con un grupo de periodistas celebrado hoy en Roma, otro asunto será la implicación de países en vías de desarrollo como China y la India para ayudar a sacar al mundo de la crisis.
El secretario estadounidense del Tesoro, Thimothy Geithner, que acudirá a su primera reunión del G7, deberá responder a las preguntas de sus colegas sobre la cláusula “buy american”, que está incluida en la versión preliminar del plan de estímulo de Estados Unidos y dicta la utilización de hierro y acero de este país en las obras públicas que se financiarán con el plan de estímulo.
Shoichi Nakagawa, ministro de Finanzas japonés, ya advirtió contra el proteccionismo, una tentación en tiempos de crisis que calificó como “desastre absoluto” para los países que han “pedido más liberalización a Japón” en el pasado.
Países como Japón y Canadá, miembros del G7 junto con Francia, el Reino Unido, Alemania, Italia y Estados Unidos, ya han protestado contra la cláusula “buy american”, que a su juicio podría provocar represalias de sus socios comerciales.
Ver comentarios