Venezolanos ricos se dirigen a Madrid para huir del caos
Para los exiliados venezolanos con dinero, Madrid se ha convertido en un hogar lejos del hogar. Shutterstock/La República
Enviar

Los venezolanos recurren cada vez más a la capital española como lugar para invertir, mientras su país natal se hunde cada vez más en el caos económico y el clima político se vuelve más agrio.

El número de venezolanos que llegaron a España creció más del 50% en 2015, según el Instituto Nacional de Estadística, el mayor aumento después de los inmigrantes provenientes de Ucrania.
Con su idioma común, una política estable y un mercado inmobiliario que todavía se está recuperando de una crisis sufrida hace seis años, España cuenta con muchos atractivos para los venezolanos ricos que buscan proteger sus activos del desorden económico en su país de origen. El número de propiedades vendidas a ciudadanos venezolanos aumentó un 17% en 2016, según el registro de la propiedad ibérico.


"Cuanto peor se ponen las cosas en Venezuela, más se compra en Madrid", dijo Álvaro González de la Hoz, director general de la unidad inmobiliaria de Petrus Grupo Inmobiliario, que se especializa en vender y alquilar propiedades de alta gama en el exclusivo barrio madrileño de Salamanca. "Se sienten seguros aquí, les gusta la calidad de vida, hablan el idioma".
Bajo el impacto del alza de la inflación y un aumento de la delincuencia, Venezuela ha caído en un pozo económico.
Si bien, el Banco Central de Venezuela dejó de publicar los datos correspondientes a la inflación en diciembre de 2015, el Fondo Monetario Internacional sostiene que el país ingresó en una espiral de hiperinflación con aumentos de precios que este año superarían el 1.600%.
Del mismo modo, aunque las cifras del producto interior bruto no se han actualizado en más de un año, la entidad con sede en Washington estima que la economía venezolana se contrajo un 10% el año pasado, siendo la de peor desempeño en el mundo.
Una crisis política que ha visto al presidente Nicolás Maduro aferrarse al poder desafiando la creciente oposición está contribuyendo al colapso económico. En este contexto, es común la escasez de alimentos y de energía.
Por su parte, Grupo Sambil, con sede en Caracas, ha invertido 60 millones de euros, unos $64,8 millones, en un centro comercial outlet en Madrid que adquirió en 2012 y planea nuevas inversiones en España, entre ellas en bienes raíces, dijo Alfredo Cohen, director general.
"El país atraviesa una crisis política y económica, por lo que la diversificación de nuestro producto resultó muy exitosa en nuestro país”, dijo Cohen. "No solo hacemos centros comerciales, también somos una empresa constructora y tenemos el dinero para invertir si detectamos una buena oportunidad aquí en Madrid".
Los clientes de González de la Hoz suelen ser familias de altos ingresos de Caracas que buscan comprar en los mejores barrios de Madrid. Están dispuestos a pagar un precio elevado para invertir en capital, dijo.


Ver comentarios