Logo La República

Sábado, 19 de septiembre de 2020



GLOBAL


Vendida bicentenaria bolsa de Nueva York

EFE | Viernes 21 diciembre, 2012

La marca NYSE Euronext debe mantenerse de acuerdo con lo negociado en la venta de la bicentenaria bolsa neoyorquina. AFP/


Vendida bicentenaria bolsa de Nueva York

Diezmada por la caída de la negociación en valores, la operadora de la bolsa de Nueva York (NYSE Euronext) acordó ayer su venta por $8.200 millones a su pequeña rival Intercontinental Exchange (ICE) tras más de dos siglos como uno de los principales iconos del capitalismo mundial.
"El NYSE es un activo que se está echando a perder, es triste ver cómo la que alguna vez fue la principal bolsa del mundo ahora acuerda venderse por un precio relativamente bajo comparado con su valor histórico", dijo hoy el expresidente de la Comisión del Mercado de Valores (SEC, por su sigla en inglés) Harvey Pitt.
ICE, nacida hace algo más de una década y centrada en el negocio de futuros de materias primas, anunció este jueves que pagará $33,12 en efectivo y acciones por cada uno de los títulos de NYSE Euronext o un total de 8.200 millones, lo cual representa una prima del 37,7% sobre su precio de cierre en bolsa ayer miércoles.
Pone fin así a la independencia de la gestora del parqué neoyorquino, cuyo origen se remonta a 1792, cuando unos comerciantes se reunieron bajo un viejo árbol en el número 68 de la calle Wall Street y suscribieron un pacto por el que se comprometían a negociar sólo entre ellos y a cobrar a sus clientes las mismas comisiones.
Conocida como "Big Board", creció hasta convertirse en el mayor mercado de valores del mundo y uno de los emblemas del capitalismo de Wall Street, pero la competencia de mercados electrónicos como el Nasdaq o el aumento de la negociación de derivados y futuros en detrimento de las acciones han afectado su negocio.
En abril pasado, la media diaria de compraventa de acciones en los mercados estadounidenses rondaba los 6.500 millones, prácticamente la mitad que en su punto álgido de 2008, cuando se negociaban diariamente 12.100 millones de títulos.
La transacción anunciada ayer, que todavía tiene que ser aprobada por las autoridades reguladoras de Estados Unidos y Europa, "significa que la negociación de acciones no es el camino para un futuro rentable, sino que éste pertenece a los derivados y futuros", añadió Pitt a la cadena CNBC.
De hecho, según fuentes cercanas a las negociaciones citadas por el diario The New York Times, el interés de ICE por la operadora de la bolsa de Nueva York no era su histórico parqué en Wall Street o su mercado de valores, sino activos como NYSE Liffe, su mercado de derivados europeo con sede en Londres.
La compra ha sido aprobada ya de forma unánime por los consejos de administración de ambas compañías, que prevén que se cierre en la segunda mitad de 2013, que implique unos ahorros por sinergias de $450 millones y que eleve los beneficios de la nueva compañía en un 15% en el primer ejercicio posterior al cierre.
Los accionistas de NYSE serán propietarios entonces del 36% de ICE, y mantendrá su sede en su histórico edificio de Wall Street, mientras que ICE seguirá teniendo la suya en Atlanta (Georgia), aseguraron en un comunicado.

Washington/EFE

 





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.