Foto 1
Enviar

RESUMEN EJECUTIVO
Vender los bonos en colones para materializar las ganancias de la subida en el precio sería una buena estrategia, utilizando los fondos derivados de la venta para adquirir cualquier instrumento de corto plazo.
Bajo este concepto, el inversionista contaría con la liquidez para volver a comprar los bonos el año entrante, una vez que las tasas de interés nuevamente suban.
La semana pasada, el valor de los bonos de Gobierno en colones subió en alrededor del 5%.

Vender los bonos en colones de mediano o largo plazo sería una buena estrategia, que permitiría materializar las ganancias de la reciente subida en el precio.
De esta forma, el inversionista contaría con la liquidez para volver a comprar los bonos el año entrante, a una tasa de interés mayor, que podría presentarse en el segundo o tercer semestre del año.
La presión para arriba de las tasas vendría en gran parte de la demanda del Gobierno para financiar el déficit de 2016, previsto en unos ¢1,7 billones.
El sector público en este momento dispone de suficientes fondos para mantener sus operaciones.
Sin embargo, este dinero se gastará en los primeros meses del año entrante.
En cuanto a los bonos actuales, su valor se incrementó la semana pasada en alrededor del 5%, tras una baja en el rendimiento del 10%.
Además, el Gobierno en las últimas semanas ha intentado impulsar la economía tras una reducción en las tasas, mediante la presión en los bancos estatales de reducir los márgenes, así como una aceleración en la forma en que las tasas comerciales siguen la rebaja de la Tasa de Política Monetaria.

 

201510252201540.20.gif

Ver comentarios