Vendedores de marihuana se quedan sin autos blindados
Enviar

Vendedores de marihuana se quedan sin autos blindados  

201308302254150.b.jpg
La empresas que prestan servicios de autos blindados recibieron una orden para no atender a las clínicas que venden cannabis. Archivo / La República
Steve DeAngelo dice que su personal podría tener que transportar dinero en efectivo en vehículos personales para pagar las cuentas del Harborside Health Center en razón de que su proveedor de autos blindados le dijo a su cofundador que recibió de un organismo federal la orden de no prestar más servicio a las empresas dedicadas al cannabis.
“La única manera que tenemos de pagar nuestras facturas es transportando efectivo del punto A al punto B”, dijo DeAngelo, director ejecutivo del colectivo de marihuana medicinal con sede en Oakland, California, con 128 mil pacientes.

“Esto incluye 15% de nuestro bruto de $30 millones anuales que va a las ciudades de San José y Oakland y al estado de California para nuestros impuestos”, dijo. “Es una enorme amenaza para la seguridad de mis pacientes y mi personal, y además es una enorme amenaza para el público general”.
DeAngelo no es el único. Varios grandes dispensarios de marihuana en California y Colorado recibieron notificaciones similares de sus servicios de vehículos blindados, dijo Steve Fox, director de relaciones gubernamentales de la Asociación Nacional de la Industria del Cannabis con sede en Washington.
El Departamento de Justicia estadounidense se negó a hacer declaraciones sobre el tema, dijo Ellen Canale, una portavoz, en respuesta por correo electrónico a reiteradas consultas. La Agencia Antidrogas estadounidense (DEA es su sigla en inglés) reenvió las preguntas al Departamento de Justicia, organismo del cual depende.
El fin del servicio de autos blindados para algunos dispensarios de marihuana pone de relieve la actual tensión entre la ley federal, conforme la cual la marihuana continúa siendo ilegal, y las leyes de 20 estados y el Distrito de Columbia que legalizaron el consumo de marihuana medicinal, además de las medidas adoptadas en Colorado y Washington que permiten a los mayores de 21 años poseer hasta una onza (28 gramos) de marihuana.
El fiscal general Eric Holder no ha dado una respuesta federal a las leyes en Washington y Colorado que también permitirán ventas minoristas de hierba el año próximo.
La Comisión Judicial del Senado estadounidense mantendrá una audiencia relacionada con los conflictos entre las leyes estatales y federales relativas a la marihuana el 10 de septiembre, anunció el 26 de agosto el presidente Patrick Leahy, demócrata por Vermont.
Las leyes federales prohíben a los bancos ofrecer cuentas a tiendas de marihuana, lo que obliga a las empresas de marihuana para uso medicinal a pagar sus impuestos por ventas y otras facturas en efectivo. Las empresas de marihuana tampoco pueden obtener tarjetas de crédito.
El servicio de autos de DeAngelo, Dunbar Armored Inc., no respondió las llamadas ni los mensajes destinados a solicitar sus comentarios.
Fox, del grupo del comercio de la marihuana, dijo que otros dispensarios de marihuana para uso médico afectados por esta cuestión no querían salir a hablar debido a problemas de seguridad.
“En Colorado, uno de nuestros miembros más grandes nos dijo que la Agencia Antidrogas le había dicho a su proveedor de autos blindados que no podía proveer servicios”, dijo. “Como imaginará, nadie que es puesto en la situación de tener grandes cantidades de efectivo desprotegido quiere ver su nombre en el diario”.

Bloomberg
 


Ver comentarios