Enviar
Camiones cargados y autobuses transitan por pasos de hamaca
Vehículos pesados siguen transitando por viejos puentes
• Reparación de estructuras colgantes será prioridad en plan de mantenimiento de obras en crisis

Danny Canales
[email protected]

Algunos conductores no aprendieron la lección de la semana pasada y siguen transitando por los viejos puentes de hamaca con vehículos pesados.
LA REPUBLICA lo comprobó ayer en un recorrido realizado.
Por ejemplo, en Palomo de Cartago, un bus cargado con estudiantes de primaria pasó ayer temprano sobre la longeva estructura que comunica a esa comunidad con Orosi.
Aunque el bus pasó con la mitad de los asientos ocupados, hay días en que lo hace repleto, confirmaron los vecinos.
Solo basta acercarse a las bases del puente para comprobar su deterioro. La corrosión ha desgastado las bases de los cables que sostienen las viejas tablas que sirven de calzada.
Los vehículos pesados siguen empleando ese puente a pesar de existir un camino alterno. Prefieren arriesgarse y ganarse unos minutos de recorrido, afirman los vecinos.
Eso se volvió a comprobar pocos minutos después, cuando un camión cargado con mercadería pasó por la vieja estructura.
El peligro que se vive en Palomo se repite en otros cinco puentes de hamaca que están en operación y que registran un alto tránsito.
En menos de 15 minutos se contabilizó el paso de 25 autos en el puente que une a Barrio Socorro con Santo Domingo de Heredia.
Una situación semejante se presenta en viejos pasos colgantes ubicados en Turrialba, San Jerónimo de Esparza y la Suiza de Turrialba, que son de paso obligatorio ante la falta de vías alternas.
Debido a su importancia y para evitar una tragedia como la que se registró el jueves pasado, cuando el colapso del puente de hamaca sobre el Río Grande de Tárcoles provocó la muerte de cinco personas, el Gobierno ordenó el viernes inspeccionar las estructuras y realizar las reparaciones.
Para ello se empleará parte de los $15 millones que giró el Poder Ejecutivo el viernes pasado para la reparación de los pasos viales más deteriorados, adelantó Pedro Castro, viceministro de Obras Públicas.
La prioridad será precisamente la instalación del nuevo puente sobre el Río Grande de Tárcoles.
Ahí se colocará la estructura de 120 metros de longitud que se compró en 2002 para sustituir el paso que colapsó la semana pasada pero que estuvo guardado por siete años en los patios del MOPT, ubicado en Colima de Tibás.
Los trabajos de mantenimiento se iniciarían el próximo año.


Ver comentarios