Vecinos de San Carlos denuncian grave atraso con carretera
Solamente en el tramo Sifón - La Abundancia hay 19 expropiaciones pendientes, con un distinto grado de avance, por lo que no se puede ni siquiera plantear una meta de conclusión de la obra. Archivo/La República
Enviar

La Asociación Pro Carretera de San Carlos hizo un llamado al Gobierno para que agilice cuanto antes las expropiaciones, los diseños y otros pendientes para la construcción de la nueva vía que conectará la Gran Área Metropolitana con la Zona Norte.

Ante esto, exigen al Gobierno de manera “urgente” una solución en un plazo no mayor de cuatro meses.

Aunque la obra ya cuenta con un avance del 80% en el tramo central, hay un rezago importante en el resto de la carretera, que atrasaría aún más la puesta en operación de la vía.

Solamente en el tramo Sifón - La Abundancia hay 19 expropiaciones pendientes, con un distinto grado de avance, por lo que no se puede ni siquiera plantear una meta de conclusión de la obra.

De los terrenos que necesita el Estado, al menos nueve corresponden a sitios en donde se construirán pasos a desnivel.{l1}carretera_a_san_carlos_cumple_una_decada_de_desaciertos{/l1}

El tramo entre Sifón y La Abundancia es parte central de la nueva vía a San Carlos, la cual tiene pendiente la construcción de las puntas sur y norte y en principio ayudaría a reducir el viaje en unos 45 minutos.

“Este es uno de los temas que más nos preocupan y ocupan, debido a que en algunos tramos del proyecto, no se podría avanzar en una fecha determinada, si los terrenos aún no son propiedad del Estado”, dijo Patricia Romero, presidenta de la Asociación Pro Carretera.

En cuanto a las intersecciones con sus respectivos pasos a desnivel, se contabilizan al menos diez lugares en donde no se puede avanzar y, en el peor de los casos, no existe ni diseño elaborado.
Por otra parte, de los nueve puentes contemplados, tres tienen graves atrasos en su construcción.{l2}ice_si_puede_supervisar_construccion_de_carretera_a_san_carlos{/l2}
Se trata del puente El Espino, en el que apenas se están reactivando los trabajos por parte del contratista; los puentes Laguna y La Vieja, que están a la espera de soluciones, pues presentan fallas geotécnicas y que por tanto, deben remediarse para evitar problemas futuros.
Durante los primeros meses del año, la construcción de la carretera se vio frenada, porque el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) contrató al ICE para las labores de supervisión de la vía en octubre del año pasado.

Cuatro meses después, la Contraloría ordenó suspender la contratación, aduciendo que el ICE se estaba saliendo de su labor cotidiana y no fue hasta mediados de año, que las obras se reanudaron cuando un tribunal dio el aval para que el Instituto continuara con su labor.
Los atrasos en la construcción de la vía, le han costado al país unos $71 millones adicionales.
En 2003, el costo de la carretera fue estimado en $188 millones, sin embargo, conforme han pasado los años, el precio se ha ido encareciendo por los materiales, la mano de obra y los ajustes al diseño original. Hasta el momento se han pagado unos $235 millones, de acuerdo con el ICE.
Cada kilómetro de la nueva carretera a San Carlos costará $6,4 millones. El alto costo de cada kilómetro de la vía se podría comparar con los $9 millones que habría costado el kilómetro de la ruta entre San José y San Ramón bajo el contrato con OAS.
Por otra parte, la ruta por sí sola representa una solución de infraestructura para la Zona Norte, ya que permitirá el ingreso y salida en menos tiempo y con una carretera más segura.
San Carlos cuenta con varias rutas de acceso, este sector necesita una vía directa para agilizar el transporte de mercancías y sobre todo para estimular la llegada de turistas.

201607251821520.rec-6.gif

 



Ver comentarios