Enviar
¡Vapuleado De La Hoya!

Pacquiao da cátedra de boxeo en combate soñado

Las Vegas
EFE

Pudo ser un sueño, pero fue toda una realidad la que protagonizó el campeón mundial filipino Manny Pacquiao al ganar por nocáut técnico en el octavo asalto al estadounidense Oscar De La Hoya, una de las grandes estrellas del deporte del boxeo en los últimos 16 años.
Pacquiao fue un pequeño gigante que no sólo dio una lección a De La Hoya sino que además lo hizo ver “mayor”, por primera vez, al diez veces campeón del mundo, en seis categorías diferentes.
A pesar de sus limitaciones en peso y alcance Pacquiao dio cátedra de boxeo a De La Hoya, su rival más famoso en toda la carrera, que no pudo seguir en el noveno asalto y se fue a felicitarlo con el ojo izquierdo completamente cerrado.
De La Hoya, de 35 años, fue lo que algunos expertos, nada forofos del púgil estadounidense, habían anticipado, que iba a sufrir la peor derrota de su carrera deportiva y así, porque además fue la segunda pelea en la que no pudo concluirla de las 45 que ha realizado como profesional.
“Nada que objetar, mi rival fue superior, se preparó como un auténtico campeón y hay que darle todo el mérito”, declaró De La Hoya, antes de irse a un hospital de Las Vegas para asegurar que todo estaba bien con su salud.
La función denominada “Combate Soñado”, que se celebró en la Arena Garden del hotel casino MGM Grand, permitió a Pacquiao terminar con un boxeador calificado como una leyenda dentro de ese deporte.
El peleador filipino dominó de principio a fin el combate ayudado por su velocidad de piernas y puños, y por el poder en su castigo.
El poder de los golpes de Pacquiao fue demoledor y cuando en su esquina los cuidadores le dijeron a De La Hoya que no siguiese la pelea, el ex campeón del mundo la aceptó y deportivamente se fue a felicitar a Pacquiao.
Ver comentarios