Enviar
Por primera vez, Acción Ciudadana hará hoy una valoración de su trabajo y definirá un nuevo plan sin la presencia de su líder central
“Vamos a reconsiderar nuestra estrategia”

• Aún no se descarta que se continúe con la presentación excesiva de mociones y el rompimiento del quórum en la tramitación de la agenda de implementación del Cafta

• Líderes no vislumbran un “costo político” para el partido tras las últimas críticas ni una disminución de simpatizantes en estudios de opinión

Carlos Jesús Mora
[email protected]

Las críticas y los señalamientos de los que ha sido blanco en los últimos días, habrían puesto al Partido Acción Ciudadana a reconsiderar su estrategia para oponerse a la aprobación de la agenda paralela al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta) en la Asamblea Legislativa.
Hoy la fracción de su agrupación y sus líderes mantendrán una encerrona como las que han tenido en ocasiones anteriores y en las que se han replanteado sus alcances y métodos para lograrlos, sin embargo hoy enfrentan un hecho inédito: la ausencia de su líder, Ottón Solís.
En una entrevista con LA REPUBLICA, Epsy Campbell, presidenta del partido, hizo una valoración del panorama actual en el Congreso y del papel desempeñado por los 17 diputados de su fracción.


¿Cómo define el acontecer actual en la Asamblea Legislativa?

Hay una incapacidad de los actores que tienen mayoría para tender puentes de diálogo con los actores que son minoría, quienes creen que el silenciamiento de ellos es la estrategia válida.

¿Cómo valora el trabajo de la fracción del PAC?
El PAC tiene la mayor responsabilidad política, porque está obligado a plantearse el escenario de la Costa Rica con el Cafta, pues debe modificar una agenda de implementación para garantizar la protección de los consumidores y la defensa a los costarricenses ante las transnacionales que buscan el beneficio de sus socios nada más, como agrupación estamos buscando una globalización a la tica.

¿Cuál es la estrategia que está utilizando el partido para alcanzar esta globalización a la tica?

Depende de cada uno de los proyectos y de los casos, estamos en un rol que busca proteger a los consumidores, quienes se han quedado de la mano de nadie, como pasa en Centroamérica.

El resto de los diputados y demás sectores del país han colocado al PAC en el ojo de la crítica pues consideran que esa estrategia es la presentación excesiva de mociones solamente, lo que traducen como obstruccionismo…
Las mociones son herramientas, utilizadas circunstancialmente para tratar de que el otro escuche un argumento y convencer a una mayoría.

¿Se ocupan miles?
Lo que pasa es que consideramos inconstitucionales los procedimientos de vía rápida, como en el caso de telecomunicaciones, pues para reiterar una moción tenemos cinco minutos, entonces no se puede convencer, no se ocupan miles, pero se necesita tiempo para presentar nuestros argumentos.

Cuando la fracción presentó más de mil mociones al proyecto de Obtenciones Vegetales, usted y Ottón Solís salieron a decir que había sido un error, pero actualmente sus diputados recurren a lo mismo, ¿se ha rebelado la fracción a sus líderes?
No, mañana —hoy— vamos a hacernos esa gran pregunta, vamos a determinar si estamos incidiendo mediante esta cantidad de mociones, vamos a ver si tenemos que cambiar nuestras estrategias, o profundizarlas.


Cuando fue diputada, usted criticó a la fracción del Movimiento Libertario de ese momento por la presentación excesiva de mociones al Plan Fiscal…
Es cierto, pero nosotros estamos defendiendo contenidos para mejorar los proyectos, y considero válido que todos los sectores se pregunten si son necesarias tantas mociones.

¿Para usted es válido?
Lo decidiremos en esta reunión con la fracción y los dirigentes del partido.

El rompimiento del quórum y quedarse fuera del Plenario para no conformarlo es otra de las estrategias del PAC criticada por los demás diputados y otros actores políticos del país…
En este caso nuestra estrategia ha sido hacerlos a ellos responsables —a los 38 diputados que respaldan el Cafta— de los proyectos que ellos mismos han presentado al país, nuestra fracción siempre está en la Asamblea, en esta reunión vamos a valorar nuestro trabajo y ver qué nos replanteamos.

¿Esta valoración se hace para medir algún costo político para la agrupación que se ha evidenciado en la disminución de sus simpatizantes del PAC en las últimas encuestas?
Eso mismo nos dijeron en 2006, si nosotros logramos en nuestras acciones ser consistentes y defender al país de este Cafta, no tendremos que pagar ninguna factura que nos pase la población, la gente no vota por más o por menos mociones, eso no le cobraron los costarricenses al M
ovimiento Libertario, sino la forma de hacer las cosas.

Muchos acusan la partida de Ottón Solís en la coyuntura actual que vive el país, ¿se verá afectada la valoración tras su ausencia?

Este era el mejor momento político para que él se fuera, este es un partido vivo, el rol de Ottón es fundamental, pero la cúpula es autosuficiente, aunque con las tecnologías de ahora estar fuera del país es muy relativo.

¿Pasa por una tormenta el PAC actualmente?
No hay nada que no se pueda resolver, este es un escandalito o una tormenta de dos o tres días de la que saldremos.
Ver comentarios