Valioso empate para el Madrid
Enviar
Valioso empate para el Madrid
Chelsea pone un pie en los cuartos de final al vencer 0-2 al Copenhague


El viaje a Francia le resultó un buen negocio al Real Madrid, que pese a no ganar, consiguió un punto, al igualar 1-1 con el Olympique Lyon, y deja la eliminatoria para resolver en casa dentro de dos semanas.
Un resultado que le da muchas esperanzas a los merengues que en los últimos dos torneos han visto al Lyon como su verdugo en los octavos de final de la Liga de Campeones, ya que han quedado fuera a manos de los franceses, convirtiéndose este rival y esta instancia del certamen en una gran barrera.

El juego de ayer fue cerrado, con dos equipos dejando todo en el campo en procura de abrir el marcador y más que todo con el deseo de ir encarrilando la eliminatoria a su favor.
El Lyon fue el que contó con las mejores ocasiones de gol. A la media hora de juego, Bafétimbi Gomis falló la mejor, algo inimaginable. Recibió un balón frente al área pequeña, y con Casillas ya batido, el francés remató ligeramente desviado.
Sin embargo, el Real Madrid apeló a su orgullo y no tardó en arrinconar a su rival. Y en escasamente dos minutos, envió dos balones al palo. Cristiano Ronaldo, con un disparo de falta desde un lateral del área y Sergio Ramos con un remate de cabeza desviado al tiro de esquina.
Y en el minuto 65, el Real encontró el camino al gol en una acción del francés Karim Benzema, que dejó atrás a su marcador y remató para el 1-0.
Parecía que el Madrid dominaba sus fantasmas, pero no fue así, ya que en el minuto 83, Bafétimbi Gomis estableció el 1-1, para no resolver la eliminatoria hasta el 16 de marzo, en el Santiago Bernabéu.
Mientras, en el otro partido de la jornada, el Chelsea se trajo una victoria 2-0 en su visita al Copenhague, poniendo un pie en la siguiente ronda del torneo.
Nicolás Anelka fue el verdugo del equipo danés en el que milita el costarricense Cristian Bolaños, quien pese a jugar los 90 minutos no pudo hacer mucho para cambiar la historia del encuentro.
El Chelsea dominó con solvencia el juego, en especial en la inicial, donde acumuló no menos de media docena de ocasiones, pero se estrelló contra el guardameta Wiland. Hasta que en el minuto 17 llegó el primer tanto del cuadro inglés, Anelka regateó a un defensa y definió con frialdad frente a Wiland.
El Copenhague acusó los dos meses de inactividad por el parón invernal de la liga danesa y se pareció poco al conjunto que en noviembre empató con el Barcelona en este mismo estadio. El equipo no tuvo la agresividad y el empuje físico de entonces, además, de tener varios jugadores fuera de foco: apenas el costarricense Bolaños y N'Doye mantuvieron el nivel, pero no fue suficiente para aprovechar los huecos que dejaba el Chelsea.
Así, en el minuto 54, volvió aparecer Anelka para marcar el definitivo 2-0, y sellar la victoria.

Susana Ruiz y EFE
[email protected]

Ver comentarios