Valencia asustó, nada más
Cuando el Valencia soñaba con el milagro, la rodilla de Lavezzi se encargó de igualar para el PSG y sellar la clasificación. Franck Fife-AFP/La República
Enviar

Valencia asustó, nada más

Juventus completó su pase a los cuartos sin problemas

Jonas puso a soñar a los naranjeros, lo que parecía imposible, tomó ribetes de realidad, pero al final los que terminaron sonriendo fueron los franceses del París Saint-Germain, que empataron y sellaron la clasificación.
Y es que para los locales este pase a los cuartos de final tiene valor de gesta, ya que desde hace 18 años no acudían a la elite Europea de la que salió víctima de una mala gestión económica y deportiva que privó a la capital francesa de un gran club continental.
Han sido necesarios el empeño y los millones de los propietarios cataríes del club, que han invertido €200 millones en estrellas, para que París vuelva a tener un equipo entre los mejores del continente.
Atrás queda una historia sórdida de fichajes desastrosos, de continuos cambios de entrenadores y de temporadas flirteando con el descenso, que hicieron olvidar a los aficionados los años gloriosos del PSG.
Unos años que, para quienes se acuerdan, tienen como símbolo a George Weah, que puso nombre a una generación que marcó la historia de un equipo que desafiaba a los mejores de Europa.
De la mano del italiano Carlo Ancelotti, el PSG irrumpe como un rival temible, con calidad en el terreno de juego suficiente como para atemorizar a cualquier rival.
Los valencianistas efectuaron un gran segundo tiempo que les permitió creer en una remontada que parecía casi imposible, que solo un 5% de los equipos habían logrado en toda la historia de la máxima competición europea.
El gol de Jonas en el min. 55 hizo soñar al equipo, pero la alegría duró apenas 11 minutos, el tiempo que tardó Lavezzi en igualar.
Al Valencia le bastaba con un gol para forzar la prórroga y se lanzó al ataque, encerró a los franceses, movido por la batuta de Banega, que cambió la pinta de su equipo desde que tras el descanso puso el pie en el césped. Pero el tanto no se dio y al Valencia no le llegó para completar el milagro.
Valencia dio miedo, asustó a un PSG que pareció mucho menos de lo que había dejado ver en Mestalla, pero que regresa a la elite europea.
Por su parte, Juventus logró clasificarse para cuartos de final de la Liga de Campeones, al imponerse con facilidad por 2-0 al Celtic de Glasgow, un resultado que no hizo sino confirmar la superioridad que el equipo italiano demostró en el partido de ida.
Con un marcador global de 5-0 a su favor, el equipo que entrena el italiano Antonio Conte dio un paso más en la que al día de hoy es su principal meta, volver a reinar en Europa, toda vez que en la Liga de Italia las cosas le siguen pintando igual de bien, líder con seis puntos de ventaja sobre el segundo, Nápoles.
El equipo de Turín consiguió volver a pasar por encima del Celtic gracias a los tantos de los italianos Fabio Quagliarella y Alessandro Matri, cuyos dos únicos goles en Liga de Campeones los ha marcado precisamente contra el equipo escocés.
Juventus afrontaba este partido como un mero trámite tras el 0-3 conseguido en la ida en el Celtic Park de Glasgow y, por ello, sobre el césped pudo verse a un equipo italiano con un juego sereno y muy dosificado.

Cristian Williams y EFE
[email protected]

Ver comentarios