Enviar
Mientras algunos especialistas dicen que previene contra eventual neumonía en pacientes con gripe A, otros lo desmienten
Vacuna contra neumococo causa controversia
Actualmente se aplica a personas con factores de riesgo, pero no hay un pronunciamiento sobre su uso

La importancia de aplicar la vacuna 23 valente neumocócica ante la actual pandemia provoca polémica.
Esta es recomendada por algunos médicos, quienes alegan que en caso de contraer el virus de la gripe A H1N1 es menos probable una complicación de bronconeumonía por neumococo.
Todos los médicos coinciden en que su aplicación no sirve para evitar el contagio de la gripe A.
“Se han hecho cultivos de los pacientes fallecidos en vida y post mortem y en ninguno se ha podido demostrar la presencia de esta bacteria”, aseguró María Luisa Avila, ministra de Salud.
Sin embargo quienes aconsejan la aplicación de la vacuna afirman que independientemente de estos resultados, una pandemia conocida como la Gripe Española ocurrida 1918, dejó como enseñanza su importancia en situaciones como la que estamos viviendo.
Existe una fuerte relación entre la infección por el virus de influenza A H1N1 y la sobreinfección por bacterias como el neumococo, explicó Arturo Abdelnour, pediatra inmunólogo del Instituto de Atención Pediátrica de Costa Rica.
Esto quedó demostrado en la pandemia de 1918, cuando el neumococo fue responsable de aproximadamente el 50% de las muertes, agregó al respecto el médico.
“Yo fui a vacunarme, llevé a mi familia y si un paciente me pregunta si creo que también debería hacerlo, le digo que sí”, dijo el médico.
“Los pacientes que desarrollan enfermedad por el virus de influenza A H1N1 tienen mayor riesgo de presentar infección por neumococo, lo cual aumenta las posibilidades de muerte”, expresó por su parte Javier Alvarez Urbina, presidente de la Asociación de Colegiados Especialistas en Neonatología.
Aunque expertos sugieren su aplicación, la Ministra considera que en el caso de la gripe A no es importante, ya que por ahora el comportamiento no es como en la pandemia pasada, donde no había los antibióticos que existen actualmente ni se conocía acerca de las técnicas de aislamiento.
Para protegerse contra el neumococo la Caja Costarricense de Seguro Social aplica la vacuna a personas con factores de riesgo.
“El asma, la obesidad mórbida, la diabetes e hipertensión, enfermedades que tenían algunos de los pacientes fallecidos, son factores de riesgo pero no para la bacteria neumococo”, explicó la Ministra.
En farmacias como la Chavarría en avenida segunda y en Desamparados; la farmacia Campos en Guadalupe y la Farmacia Jerusalem en El Alto, la vacuna 23 valente neumocócica está agotada y su precio oscila entre ¢9 mil y ¢13 mil.
“Como ocurre con todas las medicinas, esta puede tener efectos secundarios, entre ellos, dolor, enrojecimiento e inflamación, que son los más comunes y generalmente leves, transitorios, reversibles y sin repercusiones. Se ha reportado fiebre moderada en aproximadamente el 2% de los pacientes vacunados, pero desaparece en las primeras 24 horas”, comentó Alexis Gutiérrez, neumólogo del Blanco Cervantes.

Vanessa Chaves
[email protected]

Ver comentarios