Enviar
Vacuna pretende reducir mortalidad infantil

• Con la incorporación de la vacuna contra el neumococo, el país se coloca a la vanguardia en inmunizaciones

Yessenia Garita
[email protected]

Los problemas de salud en los primeros días de vida forman parte de las principales causas de mortalidad infantil, entre ellas las afecciones congénitas o respiratorias.
Sin embargo, con la incorporación de la vacuna contra el neumococo, las autoridades de Salud pretenden disminuir las enfermedades que provocan secuelas importantes en los menores de edad, entre ellas la otitis, sinusitis, meningitis y neumonía.
El costo de la vacuna a nivel privado ronda entre ¢35 mil y ¢40 mil cada dosis.
Tales padecimientos representan una carga para el sistema de salud, porque pueden provocar secuelas como sordera, perforación timpánica, trombosis de los senos venosos y complicaciones supurativas del sistema nervioso central que pueden producir la muerte.
Cada año se registran en el país unas 66 mil consultas ambulatorias y unas 2.200 hospitalizaciones por el neumococo.
“A través de los análisis costo-beneficio nos dimos cuenta de que por cada dólar invertido, la seguridad social se ahorra en términos de atención directa $3,2, lo cual es una excelente inversión”, dijo María Luisa Avila, ministra de Salud.
Con el ingreso de esta vacuna los casos de neumonía disminuirían en un 79%; los de meningitis en un 80%, septicemias (bacterias en la sangre) en un 85%, otitis en un 56,4% y las infecciones respiratorias en un 59,%, según estudios realizados por el Ministerio de Salud.
“Vamos a vacunar a los bebés nacidos a partir del 1º de setiembre de 2008. Los pequeños serán vacunados a los dos, cuatro y seis meses y recibirán una dosis de refuerzo a los 15 meses”, dijo Eduardo Doryan, presidente de la Caja Costarricense de Seguro Social.
El resto de los bebés menores de dos años, nacidos antes del 1º de setiembre, serán inmunizados en una jornada especial en la última semana de abril.
“Es importante que nos den la oportunidad a quienes no podemos adquirir las vacunas para nuestros hijos en el sector privado”, dijo Flor Aguilar, vecina de San Rafael de Oreamuno y madre de los gemelos Santiago y Sebastián, de tan solo dos meses de nacidos.
Ayer, estos pequeños formaron parte de los primeros niños en recibir la vacuna contra el neumococo, bacteria que acaba con la vida de dos niños cada hora en América Latina, según estimaciones de la Organización Panamericana de la Salud.
El país invertirá $8,7 millones anuales en la compra de las vacunas.

Ver comentarios