Enviar
Usted paga esos errores


Alguien en el Consejo Nacional de Vialidad hizo y mantuvo durante los dos últimos años lo que hoy se supone fue un error aritmético, sin que nadie se diera cuenta ni hiciera nada por corregirlo.

Debido a ese error mantenido durante dos años, parte del dinero que las personas en Costa Rica pagan por impuesto a los combustibles y derecho de circulación de sus automóviles se les regaló a las empresas que el Gobierno contrata para limpiar las cunetas. Dichas empresas también se quedaron calladas durante los dos años a pesar de que en vez de ¢523 recibían ¢3.488 por cada metro lineal de limpieza que realizaban.

Para tener claro el significado de este supuesto error de cálculo hay que decir que se pagaron ¢5,6 mil millones de más a las 22 empresas contratadas para la limpieza de las cunetas.

La explicación, ahora que el estudio de la Contraloría General de la República hace público lo sucedido, es que alguien calculó los montos a la hora de hacer los contratos como si se debiera pagar por metros cúbicos, cuando todos sabemos que son metros lineales.

¿Cuál es la medida que, en su opinión se debe tomar ahora? ¿Cree usted que debe definirse quién o quiénes fueron los culpables y que asuman su responsabilidad? Puesto que la Contraloría solo recomendó que se tenga más cuidado para que estos errores no se repitan, ¿a quién corresponde ahora intervenir para que se haga justicia?
¿Quiénes debían supervisar el trabajo de quien cometió el error y tampoco lo hizo?

Quedamos a la espera de ver quién, responsablemente, romperá el círculo vicioso de la irresponsabilidad y en ocasiones de la corrupción en la acción pública y privada. De lo contrario, el mensaje que el Gobierno estaría dando es que regalar el dinero que los costarricenses pagan por medio de impuestos, por un supuesto error mantenido durante dos años puede hacerse y no pasa nada. Tendría el mismo derecho a hacerlo cualquier funcionario a futuro.

Sobre esto deben manifestarse también, a menos que estén de acuerdo con lo sucedido, los precandidatos actuales a la Presidencia de la República, ya que serán los encargados del nombramiento de los futuros jerarcas, responsables de supervisar la labor de los jefes y mandos medios de la función pública.

Seguimos en Costa Rica sin el Estado adecuado, responsable y eficiente que necesitamos. ¿Habrá alguien dispuesto a instaurarlo para que el país cumpla al fin, o recupere, su mayoría de edad?
Ver comentarios