Enviar
Expresidente colombiano sugiere fortalecer el sistema judicial
Uribe llama a reaccionar rápido contra el narco
Combate requiere más impuestos y un liderazgo gubernamental

El fortalecimiento del sistema judicial y la búsqueda de más recursos son algunas de las medidas urgentes que sugirió Alvaro Uribe Vélez, expresidente de Colombia, para combatir al narcotráfico y la violencia.
Los cambios deben venir con rapidez, para evitar que el “invasivo” crimen haga “metástasis” en la sociedad y en la institucionalidad, advirtió el exgobernante ayer, en un foro sobre seguridad que impartió en Escazú a los alcaldes.
Puso como ejemplo su país, donde lamentó que en algunas regiones se perdió la libertad política, pues el terrorismo, financiado por el narcotráfico, tomó el dominio.
Actualmente Costa Rica muestra muchos de los indicios que tuvo Colombia cuando empezó con el tráfico de drogas, por lo que Uribe advierte que el tema debe ser prioridad.
En Colombia al principio se pensó que solo sería un país de tránsito y terminó convirtiéndose en el mayor productor del mundo, se pensó que no sería un país de consumo y llegó a tener muchos consumidores, distribución doméstica y una gran criminalidad, lamentó Uribe.
Para evitar que ese problema se propague con fuerza en el país, el exgobernante recomendó reformar la estructura de justicia, aprobar legislación para enfrentar los nuevos delitos relacionados con las actividades delictivas —como el lavado de dinero— y proteger a los jueces y fiscales.
A su vez llamó a la sociedad civil a compenetrarse en el combate a la criminalidad. En ese sentido, comentó que para financiar las acciones contra la inseguridad creó un impuesto especial a los sectores más poderosos económicamente.
“Ese impuesto se convirtió en un gran esfuerzo doméstico de Colombia y dio mucha legitimidad para decirle al mundo que tenía que colaborar. Podíamos decir, nosotros tenemos el problema, pero estamos haciendo los esfuerzos a lo interno; ustedes consumen, producen y alimentan esta criminalidad, entonces tienen que ayudar en esta lucha”, dijo.
El hecho de no tener ejército no es una limitante para contrarrestar el crimen organizado, pero en ese caso, Uribe advierte que es necesario ampliar la policía y dotarla de tecnología, más recursos y un liderazgo gubernamental.
El combate al terrorismo incluso puede traspasar fronteras a criterio del colombiano. Al respecto, recordó el ataque a un pueblo fronterizo ecuatoriano para abatir a Raúl Reyes, una de las caras más visibles de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y quien tenía secuestrada a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt.
“Yo cumplí el deber constitucional de combatir al terrorismo donde estuviera, el tema de la soberanía obliga a los gobiernos no solo a proteger su territorio sino también a sus ciudadanos, es más importante la protección de los ciudadanos que la del territorio”, aseguró Uribe, quien lamentó que su filosofía molestara a su vecino colega Hugo Chávez.

Natasha Cambronero / Danny Canales
[email protected]
[email protected]
Ver comentarios