Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



GLOBAL


Uribe es presidente con mayor aprobación en Iberoamérica

| Miércoles 15 octubre, 2008



Uribe es presidente con mayor aprobación en Iberoamérica

Hugo Chávez de Venezuela y George W. Bush son considerados los líderes más influyentes de la región

Bogotá
EFE

Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil, es el mandatario con más simpatía en Iberoamérica, mientras que el de Colombia, Álvaro Uribe, tiene el nivel más alto de aprobación en su propio país, de acuerdo con un estudio internacional divulgado ayer en Bogotá.
Los datos aparecen en el Barómetro de Gobernabilidad Latinoamericano y de la Península Ibérica, Iberobarómetro, divulgado ayer por el Consorcio Iberoamericano de Investigaciones de Mercados y Asesoramiento (CIMA) con sede en la capital colombiana.
Como líderes más influyentes en Latinoamérica fueron considerados los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Estados Unidos, George W. Bush, enemigos acérrimos, que registran ambos un respaldo del 13%.
A ellos les siguen, con el 5%, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, el rey Juan Carlos, y Lula da Silva, y con el 4% el ex presidente de Cuba, Fidel Castro.
Sin embargo, Bush aparece como uno de los que tiene mayor porcentaje negativo de aceptación, ya que el 72% de los latinoamericanos no tienen confianza en él.
Al ser entrevistados sobre la simpatía que sienten hacia diez de los líderes de Iberoamérica, los encuestados ubicaron en los lugares más altos a Lula da Silva (53%) al rey Juan Carlos (51,2%), a Rodríguez Zapatero (48,2%), y a Michelle Bachelet, presidenta de Chile (45,9%).
En cuanto al nivel de aprobación, el presidente colombiano Uribe tiene el más alto, del 85%, seguido por Lula (67%), el uruguayo Tabaré Vásquez (67%), el mexicano Felipe Calderón (61%), el ecuatoriano Rafael Correa (57%), el costarricense Oscar Arias (57%), el boliviano Evo Morales (56%) y el dominicano Leonel Fernández (55%).
A continuación se ubican el presidente de Venezuela (54%), el presidente del Gobierno español (52%) y el gobernante de Honduras, Manuel Zelaya (52%).
El estudio, que se realiza cada año desde 1992, fue elaborado por medio de 12.401 entrevistas en 22 países de América -entre ellos Estados Unidos- y Europa (España y Portugal).
La medición se hizo en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela y Uruguay.
Según este estudio, los tres problemas más graves de acuerdo a la percepción de los latinoamericanos son: la inseguridad (17%); el desempleo (15%), y la corrupción (15%).
Para los encuestados, las Fuerzas Armadas son las instituciones con mayor prestigio. En Colombia y Puerto Rico el 70% de la población siente confianza hacia los órganos castrenses; en España el 68%; en Brasil, Costa Rica y México el 65%; en Nicaragua 63%; Bolivia 61%, Chile y Venezuela 58%, República Dominicana (54%), y El Salvador (52%).
En donde menos confianza existe hacia los estamentos militares es en Argentina (30%), Guatemala (23%) y Paraguay (20%).
La Policía solo tiene reconocimiento en un 31% en promedio en los países latinoamericanos, en tanto que los partidos políticos tienen un promedio de confianza del 14%.
Asimismo, en materia de entidades multilaterales, la Organización de Estados Americanos (OEA) tiene un 40% de confianza entre los latinoamericanos y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) un 57% de confianza.


RECUADRO:
Acercamiento

Los jefes de las FARC, Alfonso Cano, y del ELN, Antonio García, están en una etapa de acercamiento por su “afinidad intelectual” y para enfrentar la política de seguridad que lidera el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, consideró ayerINT el alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo.
“Sí se está dando un acercamiento entre las cúpulas de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) para superar el chaparrón Uribe”, señaló Restrepo en una entrevista publicada por el diario El Tiempo.
Según el responsable de la política de reconciliación, “hay gran afinidad intelectual entre un 'Alfonso Cano' (FARC) y un 'Antonio García' (ELN)”.
Agregó que esos grupos, en respuesta tácita a la “política de seguridad democrática” (estrategia oficial contra las guerrillas, el paramilitarismo y el narcotráfico), ahora tienen “universitarios que gerencian las organizaciones terroristas colombianas”.
Y subrayó que “están preparando activistas para actuar dentro de las universidades”, y “la orden es darles formación militar y preparar milicias como explosivistas y francotiradores para producir hechos de mucho impacto urbano, pensando que con eso posicionan su discurso político”.
Restrepo señaló también que no hay conversaciones del Gobierno con “Cano”, alias de Guillermo León Sáenz, quien sucedió en la máxima jefatura de las FARC al fallecido Pedro Antonio Marín o “Manuel Marulanda”, más conocido como “Tirofijo”.
“No las hay, ni conmigo ni con ninguna otra instancia del Gobierno. Hemos tendido un puente hacia Alfonso Cano y Pablo Catatumbo (otro jefe de esa guerrilla), a través de un intermediario que nos da confianza a ambas partes, pero se han negado, alegando que no ven condiciones especialmente en materia de seguridad”, dijo Restrepo.
Sin embargo, añadió, “el contacto sigue y se le han dado todas las garantías para que se mueva en la cordillera Central del Valle y del Cauca (suroeste), pero ya nos queda muy claro que en este momento el interés de 'Cano' es fortalecerse como jefe militar de las FARC, mostrar autoridad y capacidad de hacer la guerra y, por conducto de ella, abrir espacios políticos”.
El alto cargo reveló también que no ve mucho interés en el comandante de las FARC para el canje de secuestrados, que según Restrepo, “lo está manejando como un tema secundario”.