Logo La República

Martes, 19 de marzo de 2019



INVERSIONISTA


Urge mercado de coberturas, dicen economistas

Redacción La República [email protected] | Lunes 28 junio, 2010



Paso obligatorio antes de flotación libre del tipo de cambio
Urge mercado de coberturas, dicen economistas
Instrumentos son necesarios para aprender a administrar el riesgo cambiario


Antes de migrar hacia una flotación libre del tipo de cambio, debe desarrollarse en el corto plazo un mercado de coberturas cambiarias que permita reducir el impacto de la volatilidad del dólar sobre las actividades locales.
Estos instrumentos permiten a individuos y empresas administrar su riesgo cambiario, una vez que pactan un tipo de cambio futuro que les brindará certeza sobre el valor de sus divisas en un plazo establecido.
Bajo este esquema el precio de la divisa (tipo de cambio) cumple con su función de proveer información al mercado de manera más transparente.
Junto a esto, se fortalece la credibilidad del esquema cambiario y se fomenta un mercado de liquidez más profundo y eficiente.
Los agentes económicos deberían conocer el presupuesto de compra de divisas para evitar asimetrías de información, dijo Eric Vargas, socio director de Strategia.
Los economistas sugieren mayor claridad en el objetivo de las intervenciones que realice el Banco Central de Costa Rica (BCCR) en el mercado cambiario.
“Creo que el Banco debería anunciar de una vez una fecha para la transición al nuevo esquema”, agregó Vargas.
La certeza de que en una fecha determinada desaparecerán las bandas incentivaría a los agentes económicos a demandar los instrumentos de cobertura, lo cual propiciaría el desarrollo de este mercado.
Con respecto a la flotación administrada entre bandas, que consiste en intervenciones del Banco según parámetros establecidos, existen varias posibilidades a considerar.
Podría emplearse el concepto de “Circuit Breaker” que funciona en algunas bolsas de valores, dijo Melvin Garita, director de Análisis de Lafise Valores. Este parámetro restringiría o detendría las negociaciones por un periodo si el tipo de cambio aumentara o disminuyera en una magnitud diferente al nivel fijado previamente.
De igual manera, la intervención serviría para minimizar la volatilidad del tipo de cambio, neutralizar ataques especulativos en una u otra dirección, o alterar la tendencia de mediano y largo plazo del tipo de cambio del mercado, explicó Alberto Franco, economista de Ecoanálisis.
Hay países con regímenes cambiarios de flotación administrada que tienen reglas para la intervención de sus bancos centrales en el mercado de divisas, mientras que otros no las tienen.
De de llegarse a la flotación administrada, los parámetros de intervención que se establezcan deberían, por un lado, ser lo suficientemente estrechos para evitar que las oscilaciones en el mercado cambiario se conviertan en una fuente de incertidumbre para las empresas e individuos y, por otro lado, esos parámetros deberían ser lo suficientemente amplios para permitir que la economía se vaya acomodando a los cambios en las condiciones internas y externas, opinó Franco.
Un sistema cambiario ideal para Costa Rica, sería uno donde se converja a una inflación baja y positiva (óptima) y que no afecte el crecimiento y la inversión.
El BCCR fijó como una de sus prioridades definir la regulación necesaria para el desarrollo del mercado de coberturas.




Juan Pablo Arias
[email protected]