Urge capacitación para disminuir desempleo
Marko Mileta, gerente de Negocios de Tico Electronics, señaló que una mejor infraestructura vial daría más oportunidades de contratación. Gerson Vargas/La República
Enviar

Siete de cada diez desempleados no terminaron secundaria

Urge capacitación para disminuir desempleo

Salarios de personas con alta calificación crecen tres veces más que las menos calificadas

Mejorar la capacitación en áreas donde se requiere personal especializado sería la solución para disminuir el desempleo, así como permitir a los empleados optar por plazas que ofrecen salarios competitivos, de acuerdo con un estudio entregado ayer por la Universidad Nacional.
Un mayor grado de intercambio de información entre los sectores laborales y educativos ayudaría a resolver el problema del desempleo de las personas altamente capacitadas para una carrera que tiene poca demanda en el mercado.

201503192308480.n111.jpg
Además, contar con una infraestructura nacional adecuada reduciría el desempleo, al permitir a alguien capacitado trasladarse de forma eficiente a una parte de la ciudad en donde hay demanda para sus servicios, aseguró Marko Mileta, gerente de Negocios de Tico Electronics.
En lo que al desempleo se refiere, esto afecta al 10% de la población activa del país.
Por otra parte, los trabajadores de alta calificación en los últimos 12 meses tuvieron un aumento promedio del ingreso, que alcanzó el 13%.
En cambio, los de calificación media en 2014 perdieron poder adquisitivo al tener un aumento de tan solo el 3%, inferior a la inflación del 5%.
Los salarios de las personas de menores ingresos subieron. Sin embargo, este incremento se debió más que todo a un factor político, ya que en los últimos ajustes salariales se contempló un aumento superior a la inflación para este segmento.
En los últimos cuatro años se ha dado una tendencia a la baja en la calidad del empleo de los costarricenses, en parte por el crecimiento del empleo informal y el subempleo, según el estudio.
Al mismo tiempo, el cambio de la estructura productiva del país hacia una economía de servicios ha tenido como resultado una demanda mayor para las personas calificadas.
Entre los desempleados actuales siete de cada diez no terminaron la secundaria.
Existe además el problema de las personas que se han capacitado para un carrera con relativamente bajo nivel de demanda.
En el sector de salud, por ejemplo, el país cuenta con unos 3.500 dentistas.
Sin embargo, hay pocos implantólogos y otros especialistas para quienes la demanda está creciendo, señaló Massimo Manzi, director ejecutivo de Promed.
En cuanto a la infraestructura nacional, así como el sistema a menudo incómodo del transporte público, la situación actual exacerba el desempleo, al impedir a los trabajadores trasladarse a las zonas donde haya oferta laboral.

Rodrigo Díaz
[email protected]
Colaboró Javier Adelfang


 

 

Ver comentarios