Enviar
Martes 29 Marzo, 2016

 Ya es hora de que se allane el camino al debate de lucha contra el fraude fiscal y avancemos con este y otros requerimientos que nos exige el camino de ingreso a la OCDE

Urge caminar

Costa Rica está a las puertas de ingresar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), conocido como el “Club de los ricos”; sin embargo, esto no significa que tengamos la varita mágica para salir del subdesarrollo, pero puede ser un primer paso para aprender y enrumbarnos en el camino correcto hacia el progreso y el desarrollo.
Recientemente Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, dejó claro que el registro de accionistas es fundamental para que Costa Rica ingrese a este organismo internacional.
Con estas declaraciones, quedó por sentado cuál era la realidad de un debate que días atrás se abrió en la Asamblea Legislativa, sobre este importante tema, en donde los que estamos a favor, siempre y cuando se haga con los controles necesarios y se dé un manejo de la información responsable y los que insisten en oponerse de manera reiterada, con argumentos repetitivos, tuvimos la oportunidad de exponer nuestros puntos de vista.
Pero ya es hora de que se allane el camino al debate de lucha contra el fraude fiscal y avancemos con este y otros requerimientos que nos exige el camino de ingreso a la OCDE.
Es necesario hacer cambios para poder marchar rumbo al desarrollo. En materia de infraestructura vial no podemos seguir endeudándonos y no terminar las obras o hacer proyectos mediocres, donde priva el interés personal antes que el nacional.
En el tema fiscal, debemos ponernos las pilas, se nos pide que nos comprometamos a intercambiar información para la lucha contra la evasión y que establezcamos políticas para evitar el lavado de dinero. Además tenemos que entrarle de lleno al déficit fiscal y recortar gastos superfluos. No se puede seguir pagando millonadas en el sector público en juntas directivas e intendencias, cuya existencia no se justifica.
En materia de educación, es urgente impulsar una educación dual, con regulaciones y compromisos por parte del sector público y privado. La enseñanza de idiomas, medicina moderna, investigación y la tecnología, son herramientas claves para salir del subdesarrollo. Necesitamos bajar los índices de desempleo pero para ello, es urgente capacitar a mujeres y jóvenes en estas áreas.
Estar en la OCDE significa mayor competitividad para las empresas nacionales, fortalecimiento de las relaciones internacionales e inversión extranjera, pero el país debe girar hacia la eficiencia, transparencia y destronar la tramito-manía en todas sus esferas.
En una era globalizada Costa Rica se perfila como una nación singular, con una calidad humana rica en talentos. Con la incorporación en un organismo internacional tan destacado, formamos ya parte del escenario global y podemos participar activamente en la toma de decisiones de alto nivel, pero es necesario implementar políticas públicas eficientes y modernas, de cara a las exigencias de los países del primer mundo.
La agenda está clara, los retos están ahí, lo que se requiere es actuar.

Humberto Vargas Corrales
Diputado