Enviar
“Up” fue un reto en animación”
Dylan Sisson, uno de los animadores del filme de Pixar, conversó con Magazine sobre lo compleja que fue su producción

La casa voladora del anciano gruñón, el Sr. Fredricksen, en la película infantil “Up: una aventura de altura”, fue el objeto de la cinta que mayor trabajo llevó en animación por computadora para que se viera antigua y colorida a la vez.
Así lo cree Dylan Sisson, quien fue uno de los animadores del filme que fue producido por Pixar Animation Studios, y quien llegó al país para ofrecer una charla especializada en el campo en la Universidad Veritas.
El experto conversó con Magazine sobre la cinta que fue premiada con el Oscar por mejor película de animación y banda sonora el año pasado, y los retos que se vislumbran a futuro para la animación por computadora.

¿Cuáles fueron las escenas más difíciles por los efectos realistas?
Toda la película fue un reto porque incluía diversos planos y secuencias que son muy complejos entre sí. Pero lo más difícil fue animar los diversos planos en los que aparece la casa.
El mayor desafío estuvo en la secuencia en la que aparece la casa junto con los globos, porque había que darles esa característica de credibilidad a ambos objetos, cuya apariencia va cambiando con el paso de la historia.

Esa complejidad aumenta cuando la casa aparece en un gran bosque en Sudamérica.
Efectivamente, porque pasa de estar recién pintada a viejita, y los globos comienzan a explotar o desinflarse, y eso es precisamente la vida de las cosas, lo que da la credibilidad ante el público.

¿Cuánto tiempo les llevó hacer esos efectos?

Solo el texturizar la casa duró más o menos cuatro semanas.

¿Cómo ve el futuro de las cintas animadas?
Las películas se irán haciendo más complejas y sofisticadas, un ejemplo de ello es “Avatar”, de James Cameron. Cada vez se van a ir generando más herramientas tecnológicas para conseguir mayor credibilidad.

¿Cuáles retos enfrenta dicho campo ahora?

Cuando se tiene un presupuesto tan enorme para hacer un filme, se tiene que tratar de reducirlo y ahí es donde entra la tecnología. El mayor reto consiste en desarrollar herramientas tecnológicas que ayuden a producir más y mejores filmes.

¿Y el 3D?

El 3D se está haciendo una tecnología cada vez más accesible y eso va a provocar que en poco tiempo se vean proyectos de muy alta tecnología y calidad mundial, provenientes de países que jamás se había sospechado iniciarían una carrera en este campo cinematográfico. Su auge también se deriva de la demanda del público y la gran atracción que ha generado en ellos.

¿Cuál nuevo proyecto tiene Pixar en el que se vaya a observar esa tecnología?

“Toy Story 3”, que se estrenará en pocos días.

Carolina Barrantes
[email protected]
Ver comentarios