Enviar
Fundaciones de centros de enseñanza los educan gratuitamente para la realización de sus proyectos
Universidades capacitan a 384 personas para ser microempresarios
• Programa “Impulsa Lo Propio” surge de necesidad de estimular a emprendedores que tienen una idea clara para desarrollar

Yessenia Garita
[email protected]

Con 19 años de edad Julio Campos ya se visualiza como un visionario comerciante.
Este joven está capacitándose para emprender su propio negocio de la cunicultura (producción de conejos para carne).
Esta es una actividad que se ha venido incentivando en el país durante los últimos años, sin embargo su crecimiento en el área de producción no se ha desarrollado al mismo paso que lo ha hecho la demanda por este tipo de carne.
Por ello Campos se inclinó por incursionar en este tipo de negocio.
“Mi proyecto no es solo producir la carne de conejo y abastecer el mercado nacional, mi visión va más allá, pues a futuro pretendo realizar exportaciones a Estados Unidos. La finca para la crianza de los conejos estaría en Guápiles, donde mi familia cuenta con un terreno”, explicó Julio Campos.
Al igual que este joven emprendedor, otras 384 personas están recibiendo capacitación y asesoría técnica para contar con las herramientas que les permitirán hacer de su idea de negocio una realidad, mediante el programa “Impulsa Lo Propio”, del Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD), el cual a ha aprobado ¢4.575 millones en créditos y avales para todos los sectores productivos.
Este proyecto surge de la necesidad de estimular a los emprendedores que tienen una idea clara de su negocio o proyecto, pero que necesitan asesoría técnica que los estimule y oriente a concretar el plan de negocios.
La capacitación es impartida por personal de las fundaciones de las universidades públicas, las cuales ofrecen asesorías no solo para desarrollar nuevos planes de negocios sino también proyectos de mejora (se brindan a emprendedores que tienen su negocio en marcha, pero que necesitan optimizarlo).
A solo dos meses de su lanzamiento, el programa ya tiene el registro de 3.500 llamadas de solicitud de información y 384 emprendedores que reciben capacitación.
Por otra parte, existen otras 321 solicitudes en espera.
“Esta iniciativa caló en un sector que sin duda necesitaba un programa integral que le permitiera, no solo contar con una facilidad crediticia, sino con la capacitación para hacer viable el negocio”, dijo Geovanny Castillo, director ejecutivo de SBD.
Los cursos tienen una duración de 30 a 50 horas y se realizan bajo una metodología de capacitación grupal de entre diez y máximo 20 participantes.
“Lo que pretendemos es promover el emprendimiento empresarial. Aunque el negocio no sea formal, el programa le permite a la persona obtener un crédito”, explicó Castillo.
Este es el caso de Guillermo Galán, quien recurrió a un préstamo para continuar con su proyecto de mercadeo educativo.
Mediante este proyecto, Galán y otro emprendedor decidieron elaborar una forma diferente de llevar la pauta empresari
al a sectores específicos.
El programa consiste en la elaboración de cuadernos con publicidad de compañías patrocinadoras y que son distribuidos en algunas universidades privadas. Actualmente es desarrollado en alianza con seis centros de enseñanza superior.
“Estamos desarrollando este proyecto desde hace cinco años, pero debido a la situación económica que enfrentan algunas empresas decidimos buscar asesoría y un crédito para financiar a las mismas compañías, para que estas puedan ir cancelando sus montos mensualmente”, dijo Galán.
El proyecto de estos dos jóvenes no solo es desarrollado a nivel nacional, sino también internacional, pues ya distribuyen los cuadernos en otros países de América Latina.
“Cada semestre repartimos alrededor de 100 mil cuadernos en la región. Estos cuentan con cupones de descuento o promociones de algunas empresas patrocinadoras”, explicó Galán, quien aseguró que la empresa Mercadeo Educativo, ya se está proyectando a nuevos sectores.
Ver comentarios