Logo La República

Jueves, 27 de enero de 2022



GLOBAL


Unidad, clave para gobierno salvadoreño

EFE | Sábado 01 febrero, 2014

De momento, Salvador Sánchez Cerén, del gobernante FMLN, y Norman Quijano, de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), figuran como los favoritos. AFP/La República


Unidad, clave para gobierno salvadoreño

El nuevo presidente de El Salvador debe "unificar el país" para combatir sus principales problemas, como violencia y crisis económica, cuyas propuestas de solución estuvieron ausentes de la campaña de las elecciones del próximo domingo, dijeron ayer analistas políticos.
El nuevo mandatario debe "unificar al país, pero realmente unificarlo alrededor de los grandes problemas estratégicos", dijo el sociólogo y politólogo Antonio Martínez Uribe, de la estatal Universidad de El Salvador.
Algunos de esos problemas siguen pendientes desde la firma de los Acuerdos de Paz (1992), "que fueron las reformas económicas y sociales favorables a la población salvadoreña", además de que la inseguridad "que se ha agravado" en los últimos años, explicó.
Las encuestas ubicaron la inseguridad y los problemas económicos, como el costo de la canasta básica y el desempleo, entre las principales preocupaciones de los salvadoreños.
Una "tregua" entre pandillas ha bajado los homicidios en 52% desde 2012, de un promedio de 14 a 6,8 diarios, según las autoridades, que admiten un repunte de asesinatos en los últimos meses y que los mareros siguen cometiendo delitos, principalmente extorsiones.
La tasa de desempleo fue del 6,2% en 2012, según datos del Gobierno, que sostiene que ha creado unos 114 mil empleos desde 2009.
De acuerdo a Martínez Uribe, un solo partido no podría encontrar "una salida política" a los grandes problemas del país, por lo que es necesario que el nuevo mandatario busque "un consenso nacional entre las grandes fuerzas políticas" para poder lograrlo, enfatizó.
Insistió en que estos problemas debieron haberse combatido desde hace 22 años, tras la firma de los Acuerdos de Paz, que pusieron fin a los 12 años de conflicto armado salvadoreño.
Los candidatos que participarán en las elecciones del domingo en su mayoría han hecho propuestas "generales y dispersas" sin ofrecer soluciones concretas a los principales problemas, añadió Martínez Uribe.
Por su parte, el analista político Roberto Cañas señaló en una entrevista a Canal 19 que durante la campaña, que se inició el 1 de octubre y finalizó el pasado miércoles, los candidatos evadieron hablar de otros temas "fundamentales" para el país como las pensiones y la migración.
La campaña fue de "mucho ruido y pocas nueces" en relación a los principales problemas que afrontan los salvadoreños, comentó Cañas, firmante de los Acuerdos de Paz por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), del que ahora está alejado.
Aún no está claro si el nuevo presidente salvadoreño saldrá de los comicios del domingo próximo, ya que ninguno de los cinco candidatos alcanza el 50 % más uno para ganar el 2 de febrero, según los últimos sondeos.
De momento, Salvador Sánchez Cerén, del gobernante FMLN, y Norman Quijano, de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), figuran como los favoritos.
En tercer lugar, pero bastante relegado, está el expresidente Elías Antonio Saca, quien gobernó por ARENA en el período 2004-2009 y ahora es candidato del movimiento Unidad.
De acuerdo a las encuestas una probable segunda vuelta se disputaría entre Sánchez Cerén y Quijano.
Las elecciones salvadoreñas tendrán al menos 4.997 observadores acreditados por el Tribunal Supremo Electoral, 1.978 extranjeros y los otros 3.019 nacionales.
El jefe de la Misión de Observadores Electorales de la Organización de Estados Americanos (OEA), el excanciller boliviano Gustavo Fernández, destacó  que la recién finalizada campaña ha sido "más tranquila que otras; no ha habido violencia o por lo menos no ha habido una violencia que llame la atención".

San Salvador/EFE






© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.