Una vuelta para cada uno
Félix Montoya, equilibrio defensivo; Ismael Gómez, desequilibrio ofensivo. Cada uno representa el perfil de sus equipos, los finalistas. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Una vuelta para cada uno

Cartaginés y Herediano, finalistas, se adueñaron de todo el campeonato nacional

Que la final del campeonato nacional será disputada por los dos equipos más regulares de la temporada no hay ninguna duda, es más, no solo los más regulares, sino los mejores, y para ratificarlo nada mejor que los números.

201305132338160.a22.jpg
Eso sí, cada uno se encargó de dominar por separado, mientras Cartaginés se hizo amo y señor de la primera vuelta, con números impresionantes, Herediano mandó de principio a fin en la segunda vuelta.
Y es que el dominio les permite ubicarse como los dos equipos que más victorias lograron, con 13 los florenses y 12 los brumosos, sumado a que con cinco derrotas cada uno fueron los que menos perdieron.
Pero los números señalan que la mejor ofensiva es la de los rojiamarilllos, quienes en las 22 fechas lograron 47 anotaciones, punto donde los paperos no son los mejores, ya que solo celebraron 29 veces.
Eso sí, están inyectados contra el sufrimiento, porque los dirigidos por Javier Delgado Prado, son los dueños de la mejor defensa, y el mejor portero, ya que solo les marcaron 18 veces, siendo el único equipo con menos de 20 tantos permitidos.
Ese es el talón de Aquiles de Herediano, ya que por cada gol que hace, está propenso a recibir uno, al punto que sus arqueros se vieron superados 31 veces, quedando entre las peores defensas de la temporada.
Cartaginés inició como un rayo, contaba sus partidos por victorias, muy rápido dejó atrás la sombra del descenso y de 33 puntos de la primera vuelta se dejó 26, ganando ocho juegos y perdiendo solo uno, el último de esa vuelta ante Alajuelense.
Herediano era todo lo contrario, el arranque fue malo, al punto que David Patey se vio obligado a separar del banquillo tras siete partidos a Mauricio Solís, ya que de 21 puntos, solo había logrado ocho, muy poco para lo que se esperaba.
Los brumosos ganaban en el Fello Meza y fuera, gustaban y hasta lograron generar nueve puntos de ventaja sobre su inmediato seguidor. Respecto a los florenses, terminaron la primera vuelta 11 unidades arriba.
Pero cambió, Marvin Solano, nuevo entrenador de los heredianos, puso a caminar la segunda vuelta y el rendimiento rozó lo perfecto, siendo la mejor vuelta de cualquier equipo en torneos cortos.
Y comenzaron las victorias, y reapareció Víctor Núñez, y Herediano hizo una remontada épica, memorable, lo que les llevó a ser los líderes al final de las 22 fechas con 43 puntos, por encima incluso de los brumosos.
Marvin hizo una máquina demoledora a la que solo Cartaginés pudo vencer. Solano diseñó un gran equipo, muy ofensivo, hay que ver para qué le alcanzará.

Cristian Williams Méndez
[email protected]



Ver comentarios