Enviar

Son muchos los sitios en el mundo convertidos en lugar de encuentro de creyentes y curiosos visitantes a partir de la fe que mueve a muchas personas, independientemente de la religión que profesen

Una tradición que ya rompió fronteras

La tradicional romería a la Basílica de los Angeles es ya un evento anual de grandes dimensiones y podría ser organizado en condiciones tales que los turistas lleguen para observar una de las más importantes manifestaciones de fe de este pueblo.
Son muchos los sitios en el mundo que se han convertido en punto de encuentro de creyentes y curiosos visitantes a partir de la fe que mueve enormes cantidades de personas, independientemente de la religión que profesen.
En el caso de la Virgen de los Angeles, declarada Patrona de Costa Rica en 1824, suman millones las personas que a lo largo de los años van caminando hasta la Basílica en Cartago, que alberga su imagen, para agradecerle algún milagro o favor concedido, o simplemente para profesarle su devoción.
A un costado de la iglesia, en el lugar donde se encuentra la piedra sobre la cual, según la historia de esta tradición, apareció la imagen de la Virgen, existe hoy una especie de museo con miles de pequeñas piezas de plata y otros materiales que los fieles le dejan como exvotos o como muestra de agradecimiento por las gracias concedidas.
Esa pequeña imagen tallada en piedra fue encontrada por una mulata y llevada a su casa. Pero al día siguiente, inexplicablemente, reaparecía sobre la piedra desapareciendo a su vez del sitio donde la había guardado. El fenómeno se repitió varias veces y luego volvió a suceder de igual manera estando ya en poder del sacerdote del lugar. Esto luego de mucho análisis y seguimiento terminó con la construcción de la Basílica en ese lugar, interpretando que esa era la voluntad de la Virgen.
Desde entonces, el pueblo de Costa Rica ha creído firmemente en su Patrona, la Virgen de los Angeles, y hoy continúa poniéndolo en evidencia por medio de su participación en la peregrinación que cada año llega a Cartago a visitar la imagen y por su medio pedirle su protección y ayuda.
Quizás lo que siga sea una organización cada vez mejor y más amplia de todo lo que rodea este acontecimiento, que incluye no solo las medidas de seguridad, el ordenamiento vial y auxilio sanitario, sino también el comercio que genera el fenómeno religioso.
En 2009, debido a la gripe A H1N1, el Ministerio de Salud debió cancelar la romería y esto originó una virtual. Este año, se espera mayor cantidad de visitantes aun que en los anteriores y habrá que ver si los romeros continúan incrementando la caminata por medio de la red. Lo cierto es que este hecho ya contribuyó a que la tradición rompiera fronteras.
Ver comentarios