Enviar

La Caja no responde en realidad a los principales problemas que señalan nuestra nota y editorial, por lo cual se tituló “Con la salud no se juega”

Una respuesta que no responde

En relación con una nota de este medio el martes 18 de este mes y un posterior editorial sobre el tema, LA REPUBLICA recibió comunicación de la doctora Ileana Balmaceda Arias, presidenta ejecutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social, con la solicitud de publicarla, lo cual hacemos en la presente edición.
No obstante, debemos aclarar que esta no responde en realidad a los principales problemas que señala nuestra nota, por lo cual se tituló “Caja de Seguro Social se desmorona”.
Puntualmente, sobre equipos obsoletos, el comunicado afirma que se hacen esfuerzos por renovarlos, de lo cual se deslinda que efectivamente son antiguos, pero sin dar cifras de cuántos y de qué calidad son necesarios para la población actual, ni se refiere, por ejemplo, a los millones de dólares que la Caja ha pagado a empresas privadas por el faltante de equipos.
En relación a la infraestructura, se dice que no ha habido demora en construirla. ¿Podrá considerarse “no demora” el que recién ahora se esté sacando a licitación la construcción de la edificación que se quemó con el incendio producido hace cinco años en el Hospital Calderón Guardia? ¿O que aún no se sepa dónde se construirá un nuevo Hospital en Cartago?
Sobre el faltante de especialistas, técnicos, enfermeras y auxiliares, Balmaceda dice que este año se incorporarán (no dice cuándo) 176. Pero nada dice sobre los más de 1.000 médicos especialistas que hacen falta y las más de 180 mil personas que hacen fila para ser atendidas, empeorando así su estado de enfermedad con riesgo hasta de muerte a veces.
Se afirma, en cuanto a la gestión de los medicamentos, que en los últimos tres años se ha logrado un abastecimiento del 98% de los productos de la Lista Oficial de los mismos, como si no fuera obligación de la institución haber mantenido siempre el 100% de esos medicamentos.
En cuanto a la morosidad, Balmaceda dice estar de acuerdo con lo expresado en nuestro editorial de ayer. Es decir, con que hay que acabar de inmediato con ella. Sin embargo, solo habla de que fortalecieron el sistema de pago, de cobros y de inspección para mejorar la cobertura contributiva, sin referirse a números concretos para saber cómo es que acabarán y en cuánto tiempo con los más de 70 mil morosos con que cuenta la así debilitada institución.
Nos parece muy bien que la doctora Balmaceda cumpla con su deber de preocuparse por responder a las publicaciones que se hacen sobre el estado de la Caja. Pero lo importante para el país sería que la realidad se defendiera por sí sola mostrando cero listas de espera y cero pagos a otras empresas por falta de equipos. Que las cifras reflejaran infraestructura, personal, camas hospitalarias y medicamentos, entre otros, en cantidad necesaria para la buena e inmediata atención que se debe dar.




Ver comentarios