Una galaxia inhabitable
Laurent Courtois fue el encargado de poder a jugar a su equipo y lo hizo a la perfección. Todo lo contrario le pasó a Paolo Cardozo, quien nunca encontró cómo desestabilizar la defensa visitante. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Una galaxia inhabitable

El conjunto angelino acabó con Cartaginés en el primer tiempo

Media hora y ya el Galaxy tenía solucionado su partido ante el Cartaginés, que vio como se desvanecían las pocas que le quedaban de seguir con vida en esta Liga de Campeones de la Concacaf.

201309252305090.a33.jpg
Para los brumosos no existían más opciones que ganar o ganar, y Javier Delgado salió con un equipo bastante ofensivo donde apostó a la línea de cuatro, sentando a su capitán, José Villalobos Chan, y un único contención, Danny Fonseca.
No se acomodó Cartaginés y el Galaxy, que salió con un conjunto completamente alternativo, tanto que Landon Donovan ni siquiera estaba en el banquillo, lo aprovechó para asegurar su clasificación a falta de un partido ante el Metapán.
Sin mucho que caminara el reloj, un centro por la derecha lo cazó de cabeza Jack McBean, tras el despiste de Andrés Flores, para poner el 1-0 al 6'.
Ya contra la pared, las presiones apagaron lo que podían mostrar los blanquiazules, que se equivocaban en los pases, no tenían orden y dejaban muchos espacios.
Ideal escenario para los angelinos, especialistas en contragolpes. El propio McBean hizo una gran jugada por el sector de la derecha y el centro encontró completamente solo a Chandler Hoffman, quien hasta le dio mal al balón, pero con la suerte de que terminó en la red.
La galaxia tomaba el Nacional, donde solo existía un equipo con ideas claras de lo que quería y otro que estaba perdido. Así llegó el tercero, con disparo lejano de Laurent Courtois, uno de los mejores del partido.
Todavía un mundo de partido por delante y ya el Galaxy tenía el juego solucionado. Delgado se decantó por mover el banquillo para ver si sus pupilos despertaban. Erick Scott adentro por Eduardo Valverde.
Del descanso apareció un Cartaginés más veloz, con más ganas, algunas ideas, y un Galaxy que nada más quería dejar que pasaran los minutos.
Por lapsos los brumosos equivocaron el camino con muchos centros, tarea sencilla para los norteamericanos. También lo intentaron con jugadas de toque, pero siempre aparecía un defensor angelino para despejar.
Cardozo o su sustituto Leandro Silva, buscaron el descuento por medio de tiros libres sin premio. Pablo Herrera y Scott, además de Randall Brenes, también lo intentaron sin suerte.
La historia ya estaba escrita, Cartaginés dejó ir todas sus posibilidades en casa. El Galaxy era de otra galaxia.

Dinia Vargas
[email protected]
Twitter @dvargasLR

 

Ver comentarios