Enviar

Cualquier vivienda, establecimiento comercial o fábrica, puede corroborar las ventajas de instalar y utilizar sus propios paneles que le generarán electricidad proveniente del sol

Una fuente limpia y sostenible

La posibilidad de que las empresas, pequeñas medianas o grandes, generen su propia electricidad mediante el aprovechamiento de paneles solares puede beneficiar bajando costos de producción a las compañías.
En un país como Costa Rica, donde casi todas las actividades en mayor medida se realizan durante el día, cuando hay abundante radiación solar en la estación seca y al menos en las mañanas, en general, en la estación lluviosa, es factible generar electricidad a partir del sol.
Esto puede ser una realidad sin más demoras, porque aun asumiendo las recientes tarifas impuestas por Aresep, la compra e instalación de los paneles solares y sus equipos de acuerdo con el tamaño de la empresa, más el financiamiento, el resultado significa un ahorro anual digno de tomarse en cuenta.
La posibilidad ya existe, generando solo el 100% de las necesidades, ya que la acumulación de excedentes con fines de venta a una distribuidora, no es una posibilidad aún y está rodeada de una serie de condiciones que podrían hacer lento el establecimiento y puesta en marcha de un sistema que, por ahora, solo se ha probado institucionalmente mediante un plan piloto.
Sin embargo, cualquier vivienda, establecimiento comercial o fábrica, puede corroborar las ventajas de instalar y utilizar sus propios paneles que le generarán electricidad proveniente del sol.
El ahorro en la factura eléctrica es considerable, especialmente en el comercio y la industria.
Quizás no tanto en los hogares, donde el mayor consumo es en la noche, cuando ya no hay sol aprovechable, por lo que se debería contar entonces con la posibilidad de almacenar esa energía.
Por otra parte, el tema tiene aún puntos por discutir pero si Costa Rica quisiera guardar coherencia entre lo que dice y lo que hace, podría facilitar los trámites y los costos para que el sistema de generación eléctrica mediante paneles solares se convirtiera en una realidad, sea cual sea el modelo que se desee escoger.
No obstante, el plan piloto antes mencionado caducó hace algunos meses y el ICE no contempla continuarlo a pesar de que varias empresas así lo han solicitado.
La razón aducida es que se debe publicar para eso un reglamento de concesión, permisos y otros requisitos que solo podrían obviarse si la forma de que entre a operar el sistema no sea mediante concesión, sino algo de más fácil implementación.

 



Ver comentarios