Una experiencia completa
Enviar
Una experiencia completa

El Restaurante Grano de Oro destaca por su elegancia y profesionalismo

Alfredo Echeverría
[email protected]  

El Hotel Grano de Oro se colocó varios granos de oro en el ojal con la apertura y operación de su nuevo restaurante.
No es lo mismo abrir que operar, ni es lo mismo operar un restaurante, que operar este.
La gran diferencia está en el generoso despliegue de los detalles y estos se dan antes de ingresar, al admirar la nueva y bella estructura que transporta a quien la aprecia —a un tiempo romántico por excelencia— la época victoriana.
Un restaurante bien conceptualizado debe proveer una experiencia integral, al final no es “solo comida”, es una experiencia completa y el Restaurante Grano de Oro cumple esta premisa con contundente elegancia y profesionalismo.
Observen cómo se mueven los saloneros, analicen cómo utilizan su servilleta de servicio delicadamente doblada al sostener el plato caliente.
Disfruten las texturas de los diversos materiales que se funden en estilos bien integrados, en muebles de la época, cornisas, vitrales, cortinas, vajillas, cubiertos bien pensados, maderas finamente trabajadas, pisos que acogen el paso con suavidad, escaleras casi traídas del Titanic y luces que se escapan de faroles titilantes, mientras el personal de servicio se mueve con gracia y tacto observando discretamente las necesidades de sus clientes.
Y eso, que hasta ahora no se ha abierto el menú, de desayuno, de almuerzo, cena y eventos con salones preciosos.
Para la cena, entre otros muchos platos, vemos recetas como Cordero con Higos, Pernil de Conejo o Pechuga de Pollo con frutas secas con salsa “caramelizee” de naranja.
En síntesis, podríamos describir el estilo culinario como acertado en la fusión de técnicas, sabores y texturas , balanceado en la propuesta, armonioso, sobrio y de una ejecución culinaria elegante, impecable y —organolépticamente hablando— una fiesta para los sentidos.
El sitio derrocha como dicen los franceses “savoir faire” o lo que en castellano se traduce “saber hacer” una expresión que con dos palabras lo dice todo.
En el caso del Restaurante Grano de Oro es lograr transportar a quien vive la experiencia de la visita a otro mundo y a la vez poder concentrarse en quien nos acompaña entregándose con seguridad al placer de sentir, sabiendo que todo fluirá como corresponde, en el momento que corresponde y con elegancia, eso es “saber hacer”.
Grano de Oro ya no es un Hotel, ahora es un Restaurante con un Hotel y qué mejor puerta para entrar al segundo que esta. Con solidez y gracia.


Especial
Dirección: Hotel Grano de Oro de Cine Sala Garbo 50 metros sur Barrio Don Bosco
Teléfono: 255-3322
Horario: Desayuno: de 6 a.m. a 11 a.m., domingos brunch; almuerzo de 11 a.m. a 5.30 p.m. y cena de 5.30 p.m. a 10.30 p.m.

Ver comentarios