Enviar
Una “canarinha” muy gris

Brasil, con un agónico autogol de Sasa Papac en el último minuto del partido, superó por 2-1 a Bosnia, pero sigue dejando muchas dudas.
El atacante Hulk, artillero del Oporto portugués, propició la jugada que sentenció el marcador a favor del seleccionado brasileño, que parecía conforme con el empate que perduró durante gran parte del partido, pues desde el minuto 12 el resultado era de 1-1, en el primer amistoso de Brasil del año que fue disputado en la ciudad suiza de San Galo.
En el min. 3, en una jugada de lateral para lateral, Daniel Alves, del Barcelona, dejó libre a Marcelo, del Real Madrid, quien cruzó el esférico para vencer al portero bosnio Asmir Begovic, cuando ambos equipos apenas calentaban los motores.
A pesar de tener el marcador a su favor, la ofensiva de Brasil se mantuvo con la creación de Ronaldinho Gaúcho y los intentos en el frente de ataque de Neymar, pero Bosnia, en su primera oportunidad clara, emparejó las acciones al min. 12 de juego.
El atacante Vedad Ibisevic arremetió por el centro y en un remate seco dejó sin posibilidades al guardameta Julio César, quien se limitó a ver pasar el balón hasta el fondo de la red.
Brasil siguió insistiendo con el juego de sus laterales, el arranque desde la primera línea de centrocampistas de Hernanes y las jugadas creativas de Ronaldinho, Neymar y Leandro Damiao.
En la medida que el tiempo transcurría y con un Brasil sin poder penetrar en la defensa bosnia, el equipo europeo fue también imponiendo sus condiciones y en el segundo tiempo emparejó la posesión del balón y contraatacó.
Los cambios del seleccionador brasileño Mano Menezes parecían no responder a las expectativas del entrenador, pues el ingreso de jugadores como Lucas y Hulk solo vino a dar resultados en las postrimerías del partido.
En el min. 90, Hulk recibió un pase de Marcelo, entró al área por el costado izquierdo y su remate cruzado fue desviado por Papac en su propia portería para decretar así la victoria brasileña en su segundo amistoso ante Bosnia.
En el primer partido entre ambas selecciones, hace 15 años, Brasil venció por 1-0 con gol del exartillero Ronaldo Nazario de Lima.
La victoria le da un alivio a Menezes, presionado por los resultados, y más kilómetros a jugadores con edad de disputar los Juegos Olímpicos de Londres a mitad de año, mientras que Bosnia, a pesar de la derrota, se ratifica como una de las selecciones europeas con mejor evolución en los últimos meses.

San Galo, Suiza/EFE

Ver comentarios