Enviar
Una buena disculpa

El éxito laboral va de la mano de sus relaciones interpersonales. Y cuando se presenta un problema, remediarlo es fundamental

Gabriela Morúa
[email protected]

Un error o conflicto laboral puede ocurrirle a cualquiera, la diferencia recae en cómo se soluciona y qué medidas se toman al respecto. Cuanto más rápido retome la ruta correcta, tanto mejor serán sus opciones de desarrollo en la empresa.
“Lo primero que debe hacer el individuo es detectar el problema y aceptarlo para poder solucionarlo. Aceptar que es importante y que merece ser resuelto suele ser difícil, ya que no siempre las partes están de acuerdo sobre la relevancia del conflicto: quien agrede o discrimina a otros se excusa a menudo minimizando sus actos, mientras que la víctima tiende naturalmente a exagerar la ofensa recibida”, explica Alicia del Río, gerente de Manpower Costa Rica.
Es aquí donde es vital que se pongan en juego las mejores aptitudes comunicacionales, para explorar profundamente la percepción personal de cada parte, entender qué pasó y cómo se va a solucionar, definiéndolo con total claridad.
“Además deben imperar el respeto, la tolerancia, paciencia y buena voluntad. Así como el autocontrol, confianza, honestidad y humildad”, añade Del Río.


Ver comentarios