Una vida relajada
Enviar
Una vida relajada

Si desconectarse de la rutina es el objetivo de sus vacaciones, la Isla de Providencia es un destino ideal que debe descubrir

Melissa González
[email protected]

Providencia, Colombia- A poco más de una hora de Costa Rica en avión, usted tiene la posibilidad de refrescar su mente con un viaje que promete dar un respiro a la vida cotidiana.
La Isla de Providencia es un destino que invita a desconectarse y acercarse a su belleza natural y tradiciones propias del Caribe.

Su carta de presentación es su mar de siete colores que no puede más que impresionar a sus visitantes.
Casas coloridas, en su mayoría de madera; autos antiguos y ciudadanos nobles son sus distintivos, un lugar sencillo que ha luchado por mantener vigentes sus tradiciones, precisamente las que se han complementado con actividades para alimentar una de sus principales fuentes: el turismo.
Providencia pertenece a Colombia y se ubica al norte de la Isla de San Andrés, a tan solo 20 minutos en avioneta.
Cuenta con una extensa barrera de arrecife de 32 kilómetros de longitud, y una biodiversidad tan grande como la Cuenca del Amazonas, considerada la segunda más extensa del Caribe y una de las más ricas del planeta.
Su riqueza marina resulta toda una experiencia para los amantes del buceo y el snorkeling, actividades que más se promocionan en la isla, complementadas con paseos en bicicleta y kayaking, entre otros.
Se recomienda dar una vuelta en lancha para conocer la historia de cada rincón de este escenario natural. Lo único que necesita es un guía, su traje de baño y su cámara fotográfica para que guarde las imágenes de formaciones geológicas como “La Cabeza de Morgan”, una roca que semeja una cabeza y que lleva este nombre en honor del bucanero Henry Morgan.
En este lugar también encontrará los exóticos cayos Cangrejo y Tres Hermanos, ubicados dentro del Parque Natural Nacional Old Providence McBean Lagoon.
Así como la reserva The Peak, que es además la montaña más elevada de la isla con 360 metros sobre el nivel del mar; ahí usted puede apreciar el paisaje y tomar una piña colada con bocadillos a base de pescado y cangrejo.
Los isleños mantienen su cultura casi intacta desde su lenguaje creole, variante caribeño del inglés, y su comida, en la que imperan los mariscos principalmente el cangrejo presente en platillos variados como la pizza. Son comunes también el arroz con coco, patacones, pescado frito o el rondón.
Providencia está unida a la Isla Santa Catalina por el Puente de los Enamorados, una estructura flotante y pintoresca que cuenta con una especie de túnel que permite el paso de embarcaciones reducidas.
Las playas para tomar el sol son un paraíso, ejemplo de ello es Manzanillo cubierta por arena blanca, un escenario silencioso pero que también ofrece diversión en el Bar de Roland, al calor de la fogata y música calipso.
La pequeña isla cuenta con seis hoteles afiliados a Decameron All Inclusive Hotels And Resorts, todos mantienen la arquitectura tradicional combinada con servicios para una cómoda estadía sin complicaciones.
Son hoteles pequeños con restaurante, piscina, aire acondicionado cable y un excelente servicio.
Los hoteles son Agua Dulce, Posada del Mar, Miss Mary, Miss Elma, Cabañas Relax y El Recreo.


Cómo llegar

Decameron ofrece paquetes especiales que van desde $429, estos incluyen tiquetes aéreos volando con TACA, así como los vuelos locales a Providencia que salen de San Andrés, además del hospedaje en cualquiera de sus hoteles.
El tour a Providencia es ideal para combinar con un paseo a esta última isla.
En San Andrés, Decameron All Inclusive Hotels And Resorts cuenta con seis hoteles y un Club de Playa, cada uno dirigido a un público específico, desde aquellos que buscan unas vacaciones románticas hasta los que quieren un paseo familiar.
Para más información sobre los paquetes puede llamar al teléfono 2296-2338 o visitar la página www.decameroncr.com

Ver comentarios