Enviar
Jueves 6 Abril, 2017

Una noche para la historia

La noche del 2 de abril, por los eventos que acontecieron, será recordada y dará para escribir durante mucho tiempo. Repasemos:
Lo primero por destacar es la inoperancia del Tribunal Electoral del PLN, en la recepción y tabulación de los datos que arrojaron las urnas de votación.
En los días de la telecomunicación, cuando transferir datos a través de los teléfonos inteligentes, que incluso permiten tomar fotos de las actas donde se consignan los resultados del conteo de votos, es cuestión de segundos, optaron por un método arcaico que vino a agitar las aguas con el avance de la noche y que no le asiste excusa alguna.
Hay un alto grado de responsabilidad de quienes organizaron la logística de la noche, que quedó debiendo, al partido y a los precandidatos.
Por parte del electorado que acudió a las urnas, verdiblanco o no, se lanzó un mensaje claro. Un poco más del 60% de los votantes dijo NO al expresidente Figueres, eximido por una fiscalía que ha sido cuestionada en su actuar, no por la memoria popular.
Por primera vez en la historia electoral de este país, y del partido, fracasó el apellido del caudillo verdiblanco, figura predominante de la política nacional durante la segunda mitad del siglo XX, y fundador del partido que le dio la espalda ayer a su retoño. Quedó atrás, ahora sí definitivamente, el 48.
Arias, luego de los fracasos con Margarita Penón, y su hermano Rodrigo, por segunda vez, tal y como hizo con la expresidenta Chinchilla, logró que su precandidato se alzara con la victoria. Lo reposiciona dentro del partido, y le da un nuevo aire a su movimiento, luego de que este anunciara que no aspiraría a un tercer periodo.
Cabe resaltar que por primera vez en la historia nacional, y tal vez internacional, vimos un candidato que lidera los resultados por una cómoda ventaja, de más del 5%, perder la compostura ante la noticia de que se suspendía el conteo.
El hoy candidato del PLN, nos dejó atónitos con sus inmediatos reclamos de un posible fraude, los cuales fueron injustificados, pues sabiendo como funcionan los controles cruzados que existen, su dirigencia tenía copia de las actas que respaldaban los datos. Esa actuación nos deja con más preguntas que respuestas. Hoy un amplio sector de la población duda sobre la capacidad de enfrentar presiones o situaciones de estrés.
Inicia el proceso de sanar heridas, que se podrá complicar luego de una campaña que crispó los ánimos de los miembros de ambos bandos dominantes.
Nos podemos omitir que el PLN como partido de oposición no ha logrado encantar al electorado, en la elección municipal apenas superó el 30% de los votos emitidos y ese porcentaje no cambia mucho en los diferentes estudios de preferencia partidaria.
Febrero parece lejano en el horizonte, pero está muy cerca, a 36 semanas, y el reto es muy grande, más cuando el PLN ha reducido su caudal electoral. Una segunda ronda sería muy comprometedora.
Arranca así la carrera para una elección que se augura será muy disputada, solamente nos queda observar cómo se desarrollarán los hechos y qué movimientos se dan bajo las otras banderas que compiten por llegar a Zapote.


Lic. Luis Alejandro Álvarez Mora
Abogado y notario público