Una experiencia para enamorarse del café
Laura Martínez y Luis Diego Juárez son los socios y responsables de esta dulce idea de cafetería. Gerson Vargas/La República
Enviar

Es sencillo enamorarse de alguno de los cafés fríos que hacen de Café Miel, una cafetería muy especial en San José.

Cada una de estas creaciones es el resultado de la creatividad, los antojos y la mezcla de sabores irresistibles en el paladar. Abrieron el primer local en junio de 2014 y gracias a esas mezclas de café de Naranjo, helado, leche, crema batida y otros tentadores ingredientes, ya cuentan con tres locales, dos en San José centro y uno en Montes de Oca.

Laura Martínez y Luis Diego Juárez son los socios y responsables de esta dulce idea de cafetería. Desde que iniciaron el proyecto querían ofrecer a los comensales una experiencia que comienza desde antes de llegar al local y finaliza tras la visita.

“Lo principal, el eje, son los cafés fríos. Ese es el punto medular y los postres son un muy buen complemento. En cada cafetería tenemos una barista y nos preocupamos por usar un café de calidad de Naranjo”, explicó Juárez.

Cada bebida llama la atención, entusiasma antes del primer sorbo y son pocos los que se resisten a primero tomarle una foto. Si se visita por vez primera se tiene que probar el Pinto, una bebida a base de café frío con helado de vainilla, chocolate Hershey’s, crema chantillí y galletas Oreo.

Otra alternativa que tanto Juárez como Martínez recomiendan a ojos cerrados es el café Josefino. Esta versión combina el café frío y la leche con una base de jarabe y topping de caramelo, crema chantillí y sorbetos Josefina.

“También tenemos muy buenos cafés calientes como el moccatelli, que usa una base de café capuchino, nutella alrededor de la taza y se termina con crema chantillí y almendras en trozos”, agregó el cofundador.

Una visita solo está completa cuando se disfruta de alguno de los postres artesanales del lugar. El clásico es la torta chilena, el que más disfrutan los visitantes por su combinación de leche condensada caramelizada y pasta de hojaldre.

Menos conocido, pero igualmente un conquistador de paladares es el crocante alemán. Un postre con forma de arrollado, textura de brownie elaborado con crema de nuez y leche condensada.

Para estos emprendedores su meta es que cada visitante los identifique como una cafetería distinta, singular tanto en la forma en que sirven como en la calidad.


Detalles


Café Miel
Locales: Detrás de la Casa Amarilla; 25 metros sur de la esquina sureste de la Universidad Latina en San Pedro; y costado sur del Tribunal Supremo de Elecciones en San José
Horarios e información: Facebook @CafeMielCostaRica y www.cafemielgarage.com



Ver comentarios