Enviar

El mundo está en proceso de cambio y, más allá de la crisis, la actividad económica debe redireccionarse, diversificarse y escudriñar muy bien las posibles oportunidades

Una cita para aprovechar

La caída en las exportaciones de bienes ha despertado en el país un interés que es bueno que no esté dormido. Se trata del interés de promover actividades tendientes a diversificar los mercados comerciales, ya que Costa Rica puede ofrecer una variedad de servicios gracias a la buena formación de su recurso humano y en otras partes hay nuevas necesidades.
Es una decisión precisa y positiva la de organizar el llamado Costa Rica Services Summit para provocar el encuentro de empresas nacionales con compañías de otros países y con multinacionales en busca de generar encadenamientos productivos.
Areas como el turismo médico pueden beneficiarse bastante tomando en cuenta los altos costos del servicio en países desarrollados y la difícil situación de quienes no tienen seguros médicos que les cubran esas necesidades o, teniéndolos, cuentan con una cobertura parcial.
En el campo del audiovisual, LA REPUBLICA ha mencionado en diversos artículos la oportunidad que el país tiene de brindar servicios, especialmente mediante algunas empresas que ya cuentan con la última tecnología. Y así en otras áreas.
El recurso humano de este país, principal capital de una empresa, tiene sin duda una gran oportunidad si se realizan las acciones y se dan los movimientos necesarios. Es indispensable el impulso que ahora se inicia por medio de la Promotora de Comercio Exterior y a cuyos resultados ojalá se les dé seguimiento para que el entusiasmo no se apague luego de este primer paso.
Si el mes entrante 100 compañías tendrán la oportunidad de buscar negocios durante el Costa Rica Service Summit, en un plazo conveniente podría proyectarse el próximo en aras de que más empresas pudieran ir entrando en la lista de las beneficiadas con una oportunidad como esa.
Actividades semejantes a esta, que por primera vez se organiza en el país, deberían darse para pymes nacionales y empresas extranjeras que, aun sin ser grandes multinacionales, pudieran necesitar servicios y encontrarlos aquí a precios competitivos.
El mundo está cambiando y la actividad económica debe ser redireccionada y reestructurada para lo cual debe estar en estudio permanente lo que ocurre en otras naciones. Bienvenidas las acciones del Estado —que ha de estar atento a esos cambios— tendientes a generar empleo y a estimular el surgimiento y consolidación de pequeñas y medianas industrias, un modelo de desarrollo conveniente para Costa Rica.
Ver comentarios