Enviar
Una base para crecer

Escuelas de Clasificación de la TLA buscan nuevos prospectos

Dinia Vargas
[email protected]

El Tour de las Américas (TLA) organiza cada año las Escuelas de Clasificación, evento que busca a los jugadores nuevos para ayudarles a crecer en el golf permitiéndoles participar en torneos de mayor envergadura.
Dichas escuelas consisten en jugar 72 hoyos por un campo que es seleccionado por el TLA, y estas son anunciadas dos o tres meses antes de desarrollarse; el ganador tendrá varios privilegios, entre ellos participar en torneos de mayor importancia.
Este año, entre los premios que otorga, están cuatro plazas por cada escuela para el Colombia Masters 2009 que se desarrollará en el Country Club de Bogotá del 19 al 22 de marzo, y que reparte una bolsa de $200 mil, al mismo tiempo será co-sancionado con el Challenge Tour Europeo.
Para formar parte de las escuelas no se necesitan tantos requisitos. “Básicamente ser un golfista que posea un handicap menor de cinco y pagar el monto de la inscripción. Además, si hay algunas referencias negativas sobre el comportamiento en algún jugador se le niega la participación”, aseguró Henrique Lavie, comisionado del TLA, sobre los requisitos que tienen que cumplir los jugadores.
Sin lugar a dudas, el aspecto económico es el más complicado de cumplir para los golfistas nacionales que deseen tomar parte en estas escuelas. Por ejemplo, los que participaron en la primera escuela que se jugó la semana pasada en Argentina tuvieron que pagar por su inscripción $600, mientras para hacerlo en la segunda escuela que se jugará del 3 al 6 de marzo en el Bonaventure Country Club en Weston, Florida, deberán pagar por inscripción $650.
Las Escuelas de Clasificación existen desde que el Tour de las Américas llevaba el nombre de Tour Sudamericano y Costa Rica siempre se ha quedado rezagado en lo que es llevar profesionales a este tipo de campeonatos.
Para Lavie, esto se da por la suma de varios factores, “primero, para jugar la escuela no solo hay que tener el dinero, sino también la disposición y el dinero para participar en los demás torneos de la TLA. Segundo, son muy pocos o casi ninguno los profesionales activos internacionalmente que juegan. Y tercero, Costa Rica es un país con muy pocos eventos profesionales los cuales tienen la función de ayudar a aumentar el número de profesionales y el interés por competir en el exterior “, concluyó Lavie.
Esta es la primera escalera que tiene que subir un golfista para poder llegar lejos en el golf internacional.


Ver comentarios