Un verde que destiñe
Paul Pierce tratará de regresar a su nivel y encarrilar a los Celtics, mientras que el regreso de Ray Allen a Boston estuvo marcado por un cálido recibimiento.Jared Wickerham/AFP-La República
Enviar

Un verde que destiñe

El trébol de Boston se deshoja y sufre su peor temporada en los últimos cinco años

El equipo más exitoso en la historia de la NBA vive épocas duras. El temible quinteto que durante los últimos cinco años alcanzó como mínimo las semifinales de conferencia, hoy ve cómo de a poco es notablemente superado por otras franquicias en el Este.
No es que está todo perdido para los Celtics, aún queda poco menos de media temporada y poco más de dos meses para el play-off, pero tanto

201302032335020.a33.jpg
por historia e inclusive historia reciente se pide ver a Boston pelear del primer al tercer puesto y no el octavo, como ocurre en estos momentos tras acumular un récord de 24-23.
De perder diez juegos más, (como puede que ocurra con 35 partidos aún en disputa), la escuadra de Doc Rivers tendrá la mayor marca de derrotas en una temporada desde 2006-2007, cuando era un equipo flojito que sacó apenas un récord de 24-58.
Un año después, todo cambió y se dejó su anillo de campeón número 17 y volvió a los grandes escenarios en la duela. La llegada de Kevin Garnett y Ray Allen quienes junto a Paul Pierce formaron el denominado “Big Three”, además del base Rajon Rondo para formar tal vez el equipo más dominante de la liga.
El trío se quebró con la marcha de Ray Allen a Miami, justo el rival que tomó la posición de archienemigo de Boston en este periodo y quien lo eliminó de la lucha por el título en los dos últimos años. La operación dolió enormemente en las entrañas del equipo de Massachusetts.
Como si no fuera suficiente rivalidad, de seguir las tendencias y clasificar octavo, sería el Heat quien se vería con el cuadro de Rivers en la postemporada y ahora apenas en primera ronda.
Además de la partida de uno de sus jugadores clave, Doc Rivers ha tenido a lo largo de toda la temporada problemas con su planilla. Arrancó el año sin Kevin Garnett por lesión, es acosado por la inestabilidad tanto mental como de juego de su ícono Paul Pierce, que con un 42% de tiros de campo, logra su segundo peor porcentaje en su carrera.
Para rematar en los problemas de jugadores, el hombre o mejor dicho el pequeño gigante sobre el que reposaba la responsabilidad ofensiva del plantel, el base Rajon Rondo, sufrió una rotura de ligamentos en su rodilla derecha la semana pasada, lesión que lo deja fuera de los campos por lo que resta del año.
Jugadores como Jason Terry y Jeff Green serían los llamados a ocupar el puesto de Rondo, aunque de ninguno se puede esperar que se maneje como lo hace un titular habitual del Juego de Estrellas de la NBA y con Paul Pierce tan falto de confianza, la misión es dura.
La inestabilidad de resultados también luce como un hecho importante, durante enero las rachas de los verdes se van a los extremos, iniciaron el año con seis victorias al hilo, para seguir con la misma cantidad de derrotas y retomar la senda del triunfo con cuatro triunfos.
Los retos de Doc Rivers ahora son dar el balance y forma a un equipo que no es el mismo de los últimos años, pues más allá de las lesiones y partidas, si logra recuperar a Paul Pierce en su forma óptima y acompañarlo con Kevin Garnet serían la posibilidad de un segundo aire para un equipo acusado en momentos de “viejito”.

Fuentes consultadas: NBA.com y ESPN

Sergio Alvarado
Para La República

Ver comentarios