Enviar
Lunes 12 Marzo, 2012

Un verdadero Paseo de los Estudiantes

Don Alberto Cañas, ha sido un intelectual que, muchas veces, ha defendido la gestión que hemos realizado al frente de la Municipalidad de San José. Por eso, y por el gran respeto que tengo hacia don Beto, me parece oportuno aclararle algunas cosas sobre el proyecto que se ejecuta en el Paseo de los Estudiantes.
Nunca hemos pretendido cambiar el nombre del Paseo de los Estudiantes y tampoco faltarle al respeto a su contribución a la historia y la cultura costarricenses. Al convertirlo en un bulevar, la intención es la de que recupere ese rol de “paseo”, muy distinto al que tiene hoy, como una vía colapsada por el tránsito. El Paseo de los Estudiantes forma parte, simplemente, de un proyecto mayor, que se llama Barrio Chino; sin embargo, incluso en la nueva nomenclatura de la ciudad, queda claro que el nombre de esa vía es el mismo que tuvo desde que don Alberto obtuvo su bachillerato en el Liceo de Costa Rica, en 1937.
De igual manera, y por eso la Municipalidad contó con el visto bueno de Patrimonio Histórico, la intervención en esta zona de la ciudad, abandonada y deteriorada urbanísticamente, se fundamenta en el respeto y la protección del patrimonio cultural que se ubica en sus cercanías, como es el caso del Liceo de Costa Rica o la Iglesia de La Soledad.
La presencia ahí, desde hace algunos años, de comercio perteneciente a la comunidad china, el apoyo de los costarricenses de origen chino y del gobierno municipal de Beijing, capital de la República Popular de China, fueron los factores que motivaron la denominación del proyecto como Barrio Chino.
La iniciativa combinará lo costarricense con elementos decorativos que recuerdan la milenaria cultura china, de manera que se crea un nexo entre ambos pueblos, lo que celebra el papel de la ciudad como espacio de inclusión social y de integración de la diversidad, algo fundamental para una capital que aspira a ser cosmopolita y cuya identidad se ha construido a partir del sincretismo de influencias muy diversas.
Las tradiciones y las costumbres chinas han contribuido a nuestra identidad e idiosincrasia, por lo que el Barrio Chino no es algo artificial y no representa alguna concesión en materia migratoria, fiscal o de regulación comercial. Por el contrario, el bulevar en el Paseo de los Estudiantes promoverá un desarrollo económico y social que será beneficioso para toda la ciudad, ya que ese sector ahora será un icono de la renovación de la capital.

Johnny Araya Monge
Alcalde de San José