Un punto muy sudado
Barlon Sequeira, quien sorprendió al ser titular y fue el mejor de la Sele, disputa el esférico con Anatoui Anisimov. Cortesía Fedefútbol/La República
Enviar

La Selección Nacional Sub-17 sacó un duro empate de 1-1 ante Rusia y quedó a un paso de sellar su pase a la siguiente fase del Mundial.
Fue de más a menos la Tricolor que comenzó muy bien, pero al final se fue quedando sin piernas y terminó pidiendo tiempo.
Volvió a salir mejor la Sele que su rival, ordenada, con posesión del balón y en busca del gol.
Muy rápido se encontró con la posibilidad de ponerse al frente del marcador cuando en una desatención defensiva de Alexey Tataev terminó derribando dentro del área al pícaro Kevin Masís.
Ante la ausencia del delantero Andy Reyes por decisión del técnico Marcelo Herrera, Sergio Ramírez tomó la responsabilidad.
Sin embargo, los nervios le ganaron la partida y remató justo donde estaba el arquero Maksimenko, perdiéndose la posibilidad de adelantar la Sele.
El partido se hizo muy disputado en el mediocampo, de muchas faltas, con la Nacional dominando y Rusia apostando más que todo al contragolpe. Por esa vía Ivan Galanin fue el hombre más insistente, pero el arquero Alejandro Barrientos siempre estuvo bien parado.
En el medio campo Costa Rica sorprendió con Barlon Sequeira, el joven jugador de Alajuelense es esforzado, tiene buena visión, técnica, aunque peca dejándose el balón más de la cuenta.
El partido se fue abriendo y en una corrida entre Masís y Brandon, su centro terminó llegando donde Ramírez, quien tuvo su revancha y ahora sí adelantó la Sele.
Pero el gol sacó la mejor versión de los rusos, y esa característica de nunca darse por vencidos. Respondieron con cambios, empezaron a presionar más a la Tricolor, que pasaba apuros. Eduardo González sacó de la línea el empate.
Los enredos en el área de Costa Rica aumentaban y los cambios llegaron tarde.
Se cansó el equipo, ya no corría igual, ni cubría el mismo terreno, y el gol del empate terminó cayendo. Barrientos no puedo controlar un remate de Alexander Lomovitskiy y ahí apareció Fedor Chalov, como nueve que es, para marcar el empate.
Terminó la Selección pidiendo tiempo, aguantando al rival y al final cada uno se llevó un punto. Deberá terminar de sellar la tricolor el boleto ante Corea del Norte el domingo.


 

 


Ver comentarios