Enviar
Sábado 15 Noviembre, 2014

Empresarios y personas que querían ver un beneficio impactante en su factura eléctrica se acercaron a una miniferia ambiental del Banco Nacional


Un panel solar en cada casa

Costa Rica tiene las posibilidades para que la mayor parte de sus techos sean verdes.
Más de un 80% de la matriz energética de nuestro país se fundamenta en energía hidroeléctrica, sin embargo, es cada vez más crítico ofrecer mayor capacidad de esta fuente a los usuarios y es necesario desarrollar otras alternativas de energía limpia como la fotovoltaica.
El Banco Nacional promueve este cambio con una nueva opción de energía limpia, casa por casa, cada vez más accesible.
Si no actuamos hoy, irán aumentando los costos de electricidad y habrá mayores racionamientos de energía. Ya no alcanza para cubrir la sobredemanda existente. Actualmente compramos derivados del petróleo para solventar necesidades que nuestra matriz energética limpia ya no puede generar.
Empresarios y personas que querían ver un beneficio impactante en su factura eléctrica se acercaron a una miniferia ambiental del Banco Nacional, el jueves 13 y viernes 14 de noviembre en sus oficinas centrales, para generar esa cultura ecoamigable que tanto necesita el país.
Hay diferentes tipos de tecnología para capturar la energía solar y transformarla en energía eléctrica.
Todo depende del proyecto, ubicación geográfica y consumo que tenga la empresa. Podemos llenar los techos de Costa Rica con ecotecnologías como los paneles solares, por ejemplo.
Esta opción verde permite la compra e instalación de sistemas de calentamiento de agua y sistemas para la generación de electricidad a partir de la energía solar, inicialmente para consumo familiar y, una vez que se resuelvan los temas de interconexión, poder entregar excedentes a la red.
Igualmente, el banco financia la construcción de viviendas con maderas cultivadas así como aquellas debidamente certificadas como ecoamigables por sus diseños y componentes anexos, que sean certificadas por empresas acreditadas para tales efectos. 
Hemos desarrollado un modelo financiero que utiliza los mismos plazos y tasas de repago de esta inversión en los plazos originales de las hipotecas sobre las viviendas (hasta 40 años, 9,35% fijas primero 36 meses, 0% comisión formalización)  y financia el 80% del costo, incluida su instalación.
Los estudios y experiencias en otros países recalcan que los ahorros podrían ubicarse entre el  20% y un 40% del consumo de electricidad, dependiendo de la cantidad de paneles y tecnología en que se invierta.
Esto implica inmediatamente un impacto positivo en la disminución de la huella de carbono y una reducción en el pago de la factura eléctrica.

Mynor Retana

Director Banca Hipotecaria
Banco Nacional