Enviar

30 personas participaron en el estudio hecho por la Universidad de Barcelona y el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge


SALUD

Un mundo sin música

Estudio señala que hay personas insensibles a las melodías

201403192334050.m2.jpg
Algunas personas pueden tener problemas para reconocer la música, una condición llamada amusia. Archivo/La República
Tal vez para usted sea emocionante escuchar una obra clásica como la “Novena Sinfonía de Beethoven”, o piezas contemporáneas como “Humans being” de la banda de rock Van Halen. ¿Pero sabía que hay quienes no sienten nada al escuchar esas u otras composiciones?
Aunque se considera que la música es un lenguaje universal, algunos individuos sufren una condición llamada anhedonia específica de la música, que es la incapacidad de experimentar placer por escucharla.
Eso concluye un estudio elaborado por la Universidad de Barcelona (UB) y el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge (Idibell), que fue publicado en la revista Current Biology.
El análisis señala que hay personas que no presentan un incremento en la actividad cardiaca ni en la conductancia de la piel, es decir, la medición de la sudoración, al oír música placentera, como sí lo hacen quienes son sensibles a las melodías.
Para el estudio, los investigadores entrevistaron a 30 personas, quienes mostraban una respuesta emocional alta, media y baja a la música.
Los individuos tuvieron que superar una tarea musical: calificar el grado de placer que experimentaban mientras escuchaban música agradable, y una tarea de incentivo monetario: responder con rapidez a un objetivo con el fin de ganar o perder dinero real.
201403192334050.m22.jpg
Uno de los primeros resultados demostró que un grupo tuvo dificultad para elegir las composiciones y definir si les eran placenteras pulsando diferentes botones, a la vez que sonaba una pieza.
Por el contrario, otros a quienes la música les emociona, sufrieron incremento del ritmo cardiaco y en la conductancia de la piel relacionados con el grado de placer.
“La identificación de estos individuos puede ser muy importante para entender las bases neuronales de la música, es decir, comprender cómo se traduce una serie de notas en emociones”, explicó Josep Marco-Pallarés, de la Universidad de Barcelona, uno de los autores del estudio, a medios españoles.
El hecho de que algunas personas tengan sensibilidad musical baja podría obedecer a varias explicaciones: una es que tienen problemas para reconocerla, una condición llamada amusia.
También porque algunas de las personas involucradas en el estudio pudieron haber respondido a las preguntas de manera inexacta.
“La idea de que las personas pueden ser sensibles a un tipo de recompensa y no a otro sugiere que es posible que haya diferentes maneras de acceder al sistema de recompensa y que, para cada persona, algunas maneras puedan ser más eficaces que otras", comentó Marco-Pallarés.

Carolina Barrantes
[email protected]
@cbarrantesLR

Ver comentarios