Vladimir de la Cruz

Vladimir de la Cruz

Enviar
Miércoles 4 Marzo, 2015

La presencia de José M. Figueres en la presidencia del PLN esperemos que sirva para enriquecer el pensamiento y la discusión política costarricense


Pizarrón

Un lujo para Liberación Nacional

Que José María Figueres Olsen, ex ministro y ex Presidente de la República, y destacado funcionario de organismos internacionales en los últimos años, asuma la Presidencia del Partido Liberación Nacional (PLN) por los próximos años, es un lujo para ese partido.
Este es el primer caso en que un ex Presidente de la República asume la dirección de un Partido político.
En el PLN, como en otros, al iniciar oficialmente la campaña electoral, el candidato presidencial asume la Presidencia del Partido. Pasada la campaña deja la presidencia partidaria. Esto para armonizar la lucha propiamente electoral con la organización y estructura permanente partidaria. Lo electoral es efímero y circunscrito al periodo de la campaña, lo permanente es el Partido.
No es lo usual ni frecuente que un Presidente de la República asuma retos y responsabilidades de esta naturaleza. Lo normal es que se retiren a disfrutar de la pensión, que se da a los expresidentes, a quienes por haber ocupado el más alto cargo institucional, la sociedad les compensa sus servicios de esa manera.
Lo que es normal y frecuente es que desde esos puestos partidarios se trate de llegar a la Presidencia de la República, o a otros altos puestos de dirección del Estado, como ministro, diputado, embajador, miembro de alguna junta directiva institucional.
Los expresidentes generalmente se retiran de todo cargo público. A veces permanecen vinculados a actividades académicas, como el Dr. Miguel Ángel Rodríguez, en mérito a sus títulos y experiencia docente. A veces, por sus capacidades reconocidas, se convierten en expositores y conferencistas, nacionales o internacionales, como el mismo Miguel Ángel Rodríguez o el Dr. Óscar Arias.
Pero estos son casos excepcionales. De nuestra historia política reciente solo ellos destacan activamente de esta manera.
De los ex Presidentes de la República vivos, Luis Alberto Monge, Rafael Ángel Calderón, Abel Pacheco, Laura Chinchilla, José María Figueres, Miguel Ángel Rodríguez y Óscar Arias, solo estos últimos tres mantienen su presencia pública como gestores de opinión, publicando sus opiniones, ideas y comentarios, gusten o no, sobre distintos tópicos nacionales o internacionales.
De ellos el más sistemático y permanente, oficio de intelectual y académico que tiene, Miguel Ángel Rodríguez que tres veces por semana plantea en medios de comunicación sus ideas.
Le sigue Óscar Arias, editando libros y recogiendo su pensamiento de esta forma, y publicando artículos en periódicos de vez en cuando.
De todos ellos solo Miguel Ángel y Óscar Arias han elaborado una obra teórica, desde la publicación de sus tesis de graduación. José María recogió en libros algunos de sus discursos. Abel Pacheco tiene obra literaria. Los otros no tienen literaria ni políticamente nada, ni recogida su labor discursiva presidencial.
De los expresidentes muertos, José Figueres, José Joaquín Trejos, Daniel Oduber y Rodrigo Carazo sí se preocuparon por publicar y recoger parte de su pensamiento y obra política e intelectual.
Sobre los otros expresidentes se ha escrito sobre algunos de ellos, y en abundancia, pero no se ha recogido sustantivamente su pensamiento escrito.
La presencia de José María Figueres en la presidencia del PLN esperemos que sirva para enriquecer el pensamiento y la discusión política costarricense.

Vladimir de la Cruz