Logo La República

Domingo, 25 de agosto de 2019



FORO DE LECTORES


Un jardín botánico en el Bolívar

| Miércoles 01 septiembre, 2010


Un jardín botánico en el Bolívar

Ha hecho bien LA REPUBLICA en llamar la atención sobre la posibilidad de hacer del Parque Bolívar algo más atractivo para quienes visitan la capital o viven en ella. Casi cualquier cosa que se haga será preferible a tener animales silvestres prisioneros en pequeñas celdas y jaulas. Eso es una vergüenza y debe desaparecer.
Hace algo más de 30 años, en el Ministerio de Cultura pensamos lo mismo. Siendo ministro don Guido Sáenz se tomó la decisión de convertir el Parque Bolívar en el Jardín Botánico Henri Pittier. Incluso se firmó un decreto ejecutivo que no sé si fue derogado luego y se encargó al eminente biólogo Luis Diego Gómez Pignataro, recientemente fallecido, seleccionar y sembrar especies representativas de la flora nacional. Lo bueno es que eso se hizo, en efecto, y desde entonces existe en el sitio una amplia muestra de la botánica costarricense. Bastaría con remover las jaulas, identificar y rotular las plantas, replantear los senderos y poco más, para tener la base de un espléndido jardín botánico en el centro de la ciudad.
Naturalmente, un jardín botánico de verdad debe complementarse con invernaderos, salas de exhibición y otras instalaciones, pero si el sitio se sabe valorizar y promover, en especial para el turismo, sin duda generará ingresos suficientes no solo para mantenerse, sino para pagar las inversiones necesarias. Pensándolo bien, es asombroso que un país como Costa Rica, con el prestigio que tiene en virtud de su diversidad biológica, carezca de un jardín botánico en su capital. Y si se piensa que el jardín está prácticamente hecho y en posesión del Estado, no consagrarlo y promoverlo como tal sería imperdonable.

Carlos Francisco Echeverría