Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



EDITORIAL


Un crecimiento con más empleo

| Miércoles 01 agosto, 2012




Es indispensable que el país salga del estancamiento, que haya solidez en la toma de decisiones y en general que se propicie un clima que genere confianza

Un crecimiento con más empleo

Nuestra economía sigue creciendo, aunque no tanto como necesitaríamos. Sin embargo, lo que casi no aumenta por el momento es el empleo y este dato se debe analizar con cuidado porque no puede haber verdadero desarrollo y mejoría de la calidad de vida y las condiciones de los habitantes de un país si no crece el empleo.
La tarea de generar puestos de trabajo en los últimos dos años ha recaído sobre el sector privado, en vista del enorme aumento de plazas en las instituciones públicas ocurridas en la administración anterior, sin que ello significara mejora en los servicios. Algo que debía detenerse.
Sin embargo, observando el desenvolvimiento de la economía, pareciera que las empresas lograron que continuara —aunque a menor ritmo— el crecimiento pero a base de aumentar la eficiencia y eficacia en la gestión, no mediante aumento de las planillas.
Revela quizás esto —de acuerdo con una nota de este medio ayer— que no hay confianza en los empresarios para contratar nuevos empleados.
Demuestra más bien una aplicación de esfuerzos en lograr mayor eficiencia, especialmente en aquellos procesos productivos en donde esto es posible porque no están sujetos completamente a la mano de obra, como podría ser el caso del sector de la construcción.
Esto es justamente lo que debiera llevar a cabo el sector público, la búsqueda de un mayor rendimiento en el personal y controles para verificar que ello se esté dando sin afectar a una buena prestación de los servicios.
Pero volviendo al tema del empleo, es indispensable que el país salga del estancamiento, que haya solidez en la toma de decisiones y en general que se propicie un clima que genere confianza.
Lo anterior en aras de estimular a los sectores privados a expandirse y contratar más empleados. El cuadro preocupante, en relación con los puestos de trabajo, se completa con el hecho de que quienes intentan independizarse, montando su propio negocio, no encuentran el apoyo financiero que deberían en la Banca para el Desarrollo.
El país debe ofrecer a las pymes un adecuado acceso al financiamiento, que constituya en realidad un mecanismo inclusivo y se torne de ese modo en generador de empleo mediante estas pequeñas empresas que, muchas de ellas, han demostrado ser exitosas aun cuando no calificaron para la banca en el momento inicial en que requerían el apoyo financiero.