Enviar
Sábado 17 Marzo, 2012

Un comienzo… que no comienza

Recientemente este medio de comunicación revive la realidad de un proyecto de introducción a una Ciudad Portuaria, tema que venimos comentando desde hace casi año y medio, tanto en el control político como en las cartas que he remitido a la Presidenta doña Laura Chinchilla, me refiero al reportaje titulado “LIMON CIUDAD MUERTO”, ¡¡¡qué lamentable realidad!!!
Desde que inicié mi función como diputado me permití solicitar al gobierno apoyo para ampliar la ruta 32 a cuatro vías, sin dejar de lado la apertura del ferrocarril, yo esperaría que eso no quede solo en solicitud y sea una realidad algún día.
La ley vigente de Limón Ciudad Puerto es solamente una pincelada de lo que significa ser una ciudad portuaria o puerto ciudadano, por lo que nos sentimos sumamente molestos con los ridículos avances del proyecto, denunciados por LA REPUBLICA.
A tres años de su inicio, solamente tenemos seis canchas visiblemente y relativamente terminadas. Ochenta millones de dólares siguen significando una gota de agua en el desierto si no se comprometen gobierno, municipalidad y autoridad portuaria, con Limón y los limonenses.
Después de la última visita de la señora Presidenta a Limón, llevó consigo a la capital la destitución del segundo director del proyecto, pero a la fecha lamentamos creer que debería volver por varias más y al menos colocar algunas en la capital en lista de espera para la guillotina.
Coincidimos con el reciente informe de la Contraloría General de la República DFOE-SAF-IF-02-2012, el cual señala una escasa capacidad para ejecutar los recursos y desarrollar las obras, textualmente se señala “el avance financiero del Proyecto Ciudad Puerto es ínfimo, por cuanto al 30 de junio del 2011, únicamente se había desembolsado del préstamo la suma de $2.500.000, o sea el 3,4% y solamente se había invertido al 16 de setiembre del 2011 la suma risible de $493.304.30, o lo que es lo mismo 0,7% del préstamo”.
La ejecución de este préstamo tiene un cierre al 30 junio de 2014, por lo que ha transcurrido casi la mitad del tiempo comprendido para el cierre de desembolsos por parte del banco, situación que agrava este triste escenario llamado Limón Ciudad Puerto y como ustedes lo señalan “Limón Ciudad Muerto”.
Para los que conocemos el camino que debe recorrer un proyecto para que sea Ley de la República y verlo publicado en La Gaceta, lo mínimo que esperamos es que con la vigencia de la Ley, el proyecto comience las obras. Es por eso que hoy reconocemos la buena voluntad de quienes aprobaron la Ley Limón Ciudad Puerto, lástima que el espíritu de los legisladores de entonces, que era generar mayor crecimiento a la zona, no se esté ejecutando ni cumpliendo.
Familia limonense, lo anterior es el epitafio de una película de suspenso y terror, un proyecto que es solamente una pincelada para introducirnos en lo que sería una ciudad portuaria, es hoy día… ¡¡¡Un comienzo que no comienza!!!

Walter Céspedes Salazar
Diputado PUSC