Un chispazo y nada más
Enviar

La Selección Nacional es de chispazos, y uno de esos fue suficiente para que anoche sumara su primer triunfo en la eliminatoria, al vencer 1-0 a Haití.
Costó más de la cuenta, tanto como lo fue abrir el marcador, que tardó casi media hora en llegar.


Luego el gol del guerrero Cristian Gamboa se hizo tan gigante como el Estadio Nacional.
Fue un triunfo con un sabor medio amargo, porque aunque se ganó quedaron muchas dudas en torno a la
Tricolor.
Faltó crear más opciones de gol, se regaló mucho la iniciativa dejando a Haití dominar y al final hasta se terminó pidiendo tiempo.
Para el inicio Oscar Ramírez sorprendió con Álvaro Saborío adelante, además en el medio campo Bryan Ruiz acompañaba a Celso Borges.
Mucho pudo cambiar con las opciones que tuvo Saborío en el comienzo. Pero el tanto no cayó y a la Sele le fue costando cada vez más descifrar el acertijo para destruir la defensa visitante.
Solamente eran chispazos esporádicos lo que se podía ver y uno de ellos hasta contó con ayuda del arquero Johny Placide, siendo precisamente el del gol.
Dejó la Sele de tirar centros infructuosos en busca de su nueve, y se juntaron Campbell, Matarrita y Venegas, quien remató. El portero soltó el disparo y ahí entre todos apareció Gamboa para mandar el balón a la red.
Después de eso se fue apagando el dominio de la Tricolor, se desperdició un contragolpe en pies de Matarrita, a quien le faltó tranquilidad y seguramente también experiencia.
Asomó Haití con algunos centros, el primero lo cazó Romain Genevois viniendo desde atrás, el segundo fue su delantero Duckens Nazon, quien lo estrelló en el poste luego de que Pemberton con las uñas lograra desviarlo un poco.
Prácticamente con ese susto y mala noticia de la lesión  de Borges se fue el primer tiempo.
Para el complemento conforme fueron pasando los minutos, el cuadro tico extrañaba más a Celso.
Bryan se preocupaba especialmente por marcar, estar cerca de Azofeifa, nadie aparecía para crear y por ende arriba no había noticias de Venegas, Campbell o Saborío.
Dominaba Haití el partido aunque sin causar problemas a cerca de la portería de Pemberton. Mucho de ello culpa de “Pipo” González, que apreció para cortar todo lo que asomaba por ahí cerca.
El partido sumó minutos cortados, tediosos y aburridos. Cristian Bolaños entró por Saborio, y Campbell se fue arriba. En eso se vino otro de esos arrebatos que le da a la Sele de vez en cuando, aprovechando que su rival se cansó.
Tocó por la banda de Matarrita, y el balón terminó en el capitán que se había escapado en ofensiva, pero su remate fue muy cruzado.
Marco Ureña, quien entró por Campbell, probó con unas carreras alocadas y sin claridad. Venegas desperdició con un tímido globo una linda acción tica, y Bolaños se topó con el pie salvador del portero Placide.
Y al no caer el segundo gol, al final fue Pemberton quien tuvo que aparecer para desviar un remate muy peligroso de Jeff Louis, que asustó a más de uno.
Terminó pidiendo el pitazo final la Sele, se sumaron tres valiosos puntos pero también muchas dudas.
Siguiente parada Panamá, donde deberá mejorar mucho.  


Síntesis
1 Costa Rica: Patrick Pemberton, Cristian Gamboa, Johnny Acosta, Giancarlo González, Oscar Duarte, Ronald Matarrita, Celso Borges (Randall Azofeifa, al 46’), Bryan Ruiz, Joel Campbell (Marco Ureña, al 72’), Johan Venegas y Álvaro Saborío (Cristian Bolaños, al 50’). D.T.: Oscar Ramírez.

0 Haití: Johny Placide, Jean Sony Alcenat, Méchack Jerome, Kim Jaggy, Jean Jacques Pierre, Donald Guerrier, Reginal Goreux (Jeff Louis, al 71’), Jean Marc Alexandre, Max Hilaire (Soni Mustivar, al 54’), Duckens Nazon (Kernens Belfort, al 57’) y Romain Genevois. D.T.: Marc Collat.

Gol: Cristian Gamboa, al 28’.
El mejor: Giancarlo González.
Arbitro: Yadel Martínez (CUB). Bien.
Asistente: Hirán Dopico y Leonardo Sánchez.
Estadio Nacional


 


Ver comentarios