Enviar
Un ángel “imperfecto”
Con voz celestial, la diva Mariah Carey lanzó a la venta su duodécimo disco con mucha picardía

Carolina Barrantes
[email protected]larepublica.net

Con un baño musical de R&B, pop y baladas, en el que cada canción es una burbuja rítmica refrescante, la consagrada cantante estadounidense Mariah Carey lanza nuevo material.
La artista de 39 años, cuya voz ha sido calificada como “la de un ángel”, volvió a los escenarios con su duodécimo disco, en el que sigue dando de qué hablar y promete muchas sorpresas para sus seguidores.
Si pudiera hacerse una fórmula mágica, es el resultado de mezclar 100 cucharaditas de voz, una pizca de romance y un cuarto de pensamiento profundo sobre el amor.
Además, una taza de humor bien negro, con el que enfrenta a sus más acérrimos críticos y hasta a sí misma, todo bajo el mismo título culinario “Memoirs of an imperfect angel”.
Esta mezcla queda plasmada desde el primer sencillo del material titulado Obsessed, en el que Carey deja de lado todo el glamour y la sensualidad que la han caracterizado.
En la pieza, la artista enfrenta a un seguidor sobre el por qué está tan obsesionado con ella, y el por qué anda diciendo que comparten una casa y hasta un carro.
Incluso es más directa en el vídeo del tema que fue dirigido por Brett Ratner, ya que en él aparece vestida con ropa floja al estilo de un rapero, y hace una alusión directa al cantante Eminem, con quien se le vinculó en un romance.
Esta receta sigue acompañando a Carey durante el disco en temas como “Up Out My Face”, “It’s a Wrap” y “Standing O”, en los que sigue sorprendiendo y habla de manera cortante sobre el rompimiento de relaciones con frases como “When I break, I break, boy”.
“Las canciones son una conversación o la entrada a un diario privado. Son un reflejo de diferentes momentos de mi vida. Otras han sido inspiradas de películas, eventos o historias de amigos”, ha explicado la cantante sobre el origen de sus nuevas letras.
A pesar de mostrar una imagen más dura, Carey no quiso dejar de lado las baladas con las que abrió su carrera y ha calado en millones de seguidores.
Por ello, cierra su disco con el tema “I Want to Know What Love Is” un clásico de la banda Foreigner, con el que invita a suspirar y a recordar sus tiempos de gloria con éxitos como “Hero” y “One Sweet Day”.
La nueva producción salió bajo el sello de Universal y viene en tres presentaciones; la primera incluye 17 canciones, la mayoría compuestas por Carey.
La segunda incluye un disco con los 17 temas, cuatro remixes y una mini revista, que la cantante colocó junto con la revista Elle. El texto contiene fotografías de la cantante y una explicación sobre la ropa que utiliza y su discografía.
La última edición del disco contiene dos discos, uno con 21 canciones y otra con dos videoclips de la nueva producción.
Los materiales tienen un costo promedio de ¢8 mil en las tiendas nacionales.

Cortesía Universal/La República


Ver comentarios