Enviar

El acto simbólico de entrega al presidente Arias de la primera “identidad digital” es un paso más en el esfuerzo por convertir en realidad el anunciado Gobierno digital

Un paso adelante en medidas que urgen

La noticia de la entrega de la primera “identidad digital” al presidente Arias es un acto simbólico pero que tiene importancia desde muchos aspectos. Es una señal clara de hacia donde debemos avanzar.
La información, en LA REPUBLICA de hoy, del primer paso dado para poner en funcionamiento esta herramienta tecnológica, resalta los beneficios que traerá al país en diversos ámbitos, como que reducirá costos en las transacciones y mejorará la seguridad en Internet.
Pero la trascendencia de estos pasos que se dan en materia tecnológica radica también en otros beneficios que van más allá de la eliminación de documentos en papel, de eliminar la necesidad actual de archivar documentos físicos y de disminuir burocracia que obliga ahora a peregrinar de oficina en oficina.
La implementación del Gobierno digital, que es un proyecto que había quedado detenido, significa mucho para el país porque, además de los anteriores provechos mencionados, traerá transparencia a la función pública.
Es necesario que el accionar del Estado esté a la vista de todos los ciudadanos y eso se logra mediante un verdadero Gobierno digital que permita, por un lado, agilizar el acceso a la información y trámites mediante páginas interactivas, y por otro lado que contribuya a otorgar transparencia a la acción de gobierno.
Esto cambiará la fisonomía del Estado en el fondo y en la forma modernizando realmente al país y habituando a los ciudadanos al uso de esta herramienta, indispensable ya en cualquier nación que aspire al desarrollo.
Además, los costarricenses recibirán el importante beneficio de la seguridad jurídica en las transacciones electrónicas. Esto debe complementarse con otras medidas que permitan el acceso a la conexión a mayor número de personas en el país.
De este modo estaremos dando verdaderos pasos hacia mayor conectividad, menor burocracia, mayor seguridad, ahorro de tiempo y recursos, y la transparencia en el funcionamiento de las instituciones del Estado que la ciudadanía espera y merece.

Ver comentarios